Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

relaciones Cuba-Panamá, Martín Torrijos

El presidente panameño llega a Cuba para una visita oficial de cuatro días

Esta es la tercera visita de Martín Torrijos a la Isla desde que llegó al poder en agosto de 2005.

Enviar Imprimir

El presidente de Panamá, Martín Torrijos, llegó el martes a la Habana para una visita oficial de cuatro días, destinada a fortalecer los vínculos bilaterales, restablecidos hace un año y medio, informó la AFP.

Esta es la tercera visita que realiza Torrijos a la Isla desde que llegó al poder en su país. El mandatario panameño fue recibido por el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Ricardo Alarcón, y el canciller, Felipe Pérez Roque. Se desconoce si mantendrá alguna reunión con Raúl Castro, en quien su hermano, Fidel Castro, delegó el poder hace cinco meses por una grave crisis de salud.

A su llegada al aeropuerto de La Habana, Torrijos agradeció a al gobierno cubano su cooperación en el marco de la llamada Operación Milagro, a través de la cual médicos cubanos han operado gratuitamente de la vista a 4.700 panameños.

"Esperamos seguir avanzando en esa agenda (de cooperación), sobre todo en la Operación Milagro, que tantos panameños han podido disfrutar", indicó el mandatario, según citó la agencia oficialista Prensa Latina.

La Habana rompió relaciones diplomáticos con Panamá el 26 de agosto de 2004, cuando la entonces presidenta Mireya Moscoso indultó al anticastrista Luis Posada Carriles y a otros tres cubanos a quienes Fidel Castro acusaba de haber intentado asesinarle durante en la Cumbre Iberoamericana de 2000, en Panamá.

La Fiscalía panameña desestimó los cargos por intento de asesinato pero condenó a los cubanos a penas de hasta ocho años de cárcel por posesión ilegal de explosivos, asociación ilícita y delitos contra la seguridad pública.

Moscoso los indultó con el argumento de que podrían ser extraditados a Cuba cuando asumiera el poder el nuevo gabinete encabezado por Torrijos.

Las relaciones diplomáticas se restablecieron el 20 de agosto de 2005 durante una visita a la Isla de Torrijos, hijo del fallecido líder nacionalista, general Omar Torrijos, quien fue amigo de Fidel Castro.