Actualizado: 19/04/2019 15:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Castro-salud

Embajadas en La Habana se mantienen alertas ante la nueva situación

Algunos funcionarios decidieron cambiar sus planes de vacaciones y permanecer en el país en las próximas semanas y otros las han suspendido indefinidamente.

Enviar Imprimir

La cesión provisional del poder de Fidel Castro a su hermano Raúl disparó el lunes por la noche las alarmas en las legaciones diplomáticas acreditada en Cuba, que han desplegado una inusual actividad en las últimas horas, informó EFE.

Minutos después de la divulgación de la proclama de Fidel Castro, en la que informaba de que una intervención quirúrgica provocada por una crisis intestinal con sangrado lo obligaba a delegar provisionalmente sus tareas en su hermano Raúl, los diplomáticos se pusieron en marcha.

Durante buena parte de la noche hubo cruces de llamadas, de impresiones y de información entre distintas embajadas.

No fueron pocos los diplomáticos que salieron a las calles de La Habana para comprobar por sí mismos que la calma dominaba en la ciudad, pese a la sorpresa e incertidumbre que la noticia había provocado entre los cubanos.

Algunos funcionarios decidieron cambiar sus planes de vacaciones y permanecer en el país en las próximas semanas y otros las han suspendido indefinidamente.

"No es para menos, el tema es muy grave. Para que en un país como este se produzca una cesión temporal del poder por primera vez en la historia es que las condiciones deben ser malas", comentó un diplomático europeo.

Algunos diplomáticos esperaban este martes poder contar con información adicional sobre el estado de Castro, pero, según las fuentes consultadas, no han recibido nuevos datos.

"La decisión de Fidel Castro tiene una trascendencia enorme y es natural que se hayan disparado las alarmas", opinó un diplomático occidental.

Los consulados y secciones consulares de las embajadas funcionaron, no obstante, con normalidad.

"La normalidad ha sido la mayor sorpresa, no hay ninguna presencia fuera de lo común que pudiera delatar que ha habido un cambio en el gobierno", apuntó otro diplomático europeo.

Ahora, comentaba uno de sus colegas, surgen "incógnitas enormes sobre las implicaciones que puede tener todo esto y si este proceso se puede considerar ya como una transición, porque no se ha hablado de plazos".

Lo más significativo, según un observador occidental, "es que se han despejado las dudas sobre quienes tienen un papel realmente importante en el futuro de este país, que son los que acompañan a Raúl en el gobierno provisional".

Raúl Castro, de 75 años, estará acompañado en su reemplazo a Fidel Castro por reconocidos cuadros del Partido Comunista de Cuba (PCC) y del gobierno que supervisarán las áreas consideradas prioritarias por el régimen.

El área de Salud estará a cargo del ministro José Ramón Balaguer y la de Educación corresponderá a José Ramón Machado Ventura y Esteban Lazo Hernández, todos miembros del buró político del PCC.

El vicepresidente Carlos Lage se ocupará de la política energética y supervisará los fondos para estos tres programas, considerados tres prioridades de la revolución, junto con Francisco Soberón, presidente del Banco de Cuba, y el canciller, Felipe Pérez Roque.