Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Relaciones Cuba-España, Centro Cultural de España, Alberto Velazco

Embajador dice que no mejorarán las relaciones entre La Habana y Madrid mientras haya Posición Común

'Es muy difícil avanzar cuando se proclama que los objetivos de España y de Estados Unidos hacia Cuba son los mismos', afirmó Alberto Velazco

Enviar Imprimir

El embajador cubano en España, Alberto Velazco, dijo este fin de semana que mientras siga vigente la Posición Común de la Unión Europea (UE) respecto a Cuba será "muy difícil" normalizar las relaciones bilaterales entre La Habana y Madrid.

"La Posición Común, impuesta por el anterior gobierno de España (encabezado por José María Aznar) a sus socios comunitarios, es inaceptable. Tienen que eliminarla y no retocarla", dijo Velazco en una entrevista concedida a la agencia Europa Press.

"A nosotros nos tienen que respetar como el país soberano que somos. Renuncien a ella y estaremos dispuestos a discutir todos los temas que quieran, pero en un plano de igualdad", agregó.

Según el diplomático, la Posición Común, busca los mismos objetivos que Estados Unidos, "pero por caminos diferentes", y eso es "es totalmente inaceptable" para La Habana.

Con la Posición Común, aprobada en 1996, los miembros de la UE piden al gobierno de Fidel Castro cambios a favor de la democracia, respeto a los derechos humanos, y mejoras en las condiciones de vida de los cubanos.

"Es muy difícil avanzar cuando se proclama que los objetivos de España y de Estados Unidos hacia Cuba son los mismos, sólo que con diferentes métodos. Esto traducido al español es horca o cuchillo, pero los fines son los mismos: provocar la muerte de la revolución cubana", subrayó Velazco.

El embajador pidió al gobierno socialista español de José Luis Rodríguez Zapatero que lidere una "cruzada" en Bruselas "para que se elimine definitivamente la Posición Común".

Velazco consideró muy difícil que se produzca "ni a corto ni a medio plazo" una visita de Castro, a España, o del Rey Juan Carlos o Rodríguez Zapatero a Cuba.

"Es muy difícil poder encontrar formas de diálogo de esa naturaleza y a ese nivel" con la actual posición, dijo.

El diplomático destacó, no obstante, las relaciones comerciales entre España y Cuba, la presencia en la Isla de grandes empresas españolas, así como el constante aumento del turismo.

En cuanto al Centro Cultural de España en La Habana, cerrado por el gobierno cubano en septiembre de 2003, el diplomático dijo que no es un tema para discutir, "al menos de momento", en las relaciones bilaterales.

"Ahora hay un centro que desarrolla las actividades que fueron las que debió haber desarrollado en su momento (…) El centro no es objeto de discusión, al menos por el momento, entre la parte española y la parte cubana", afirmó.

El régimen cubano cerró el Centro Cultural de España en medio de una ácida disputa con el gobierno del entonces presidente Aznar y después de que la Unión Europea aprobara, en junio de 2003, un grupo de medidas diplomáticas destinadas a protestar por el encarcelamiento de 75 disidentes en la Isla.

La Habana dijo entonces que el Centro Cultural se dedicaba a realizar actividades ajenas al objetivo por el que había sido creado, y asumió su gestión.