Actualizado: 22/01/2022 2:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Evo Morales

Evo Morales pedirá ayuda a los servicios de seguridad de Cuba y Venezuela

El presidente boliviano dijo haber extrañado a su 'abuelo sabio' Castro durante la ceremonia de toma de posesión.

Enviar Imprimir

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció el domingo, tras asumir el poder, su intención de convertir la residencia presidencial en un sitio colectivo de trabajo, pero advirtió que, antes de trasladarse al fortificado inmueble, pedirá que los servicios de seguridad de Cuba y Venezuela garanticen que nadie pueda espiarlo.

"No vaya a ser que me hayan dejado alguna trampa", dijo en su discurso durante un festejo popular en la Plaza San Francisco de los Héroes, en la Paz, informó Reuters.

Morales dijo que quiere compartir la residencia presidencial con el vicepresidente de la República y presidente del Congreso, Álvaro García, quien también es soltero, y los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados.

"Así los cuatro presidentes desde hoy trabajaremos las 24 horas", prometió.

El nuevo presidente de Bolivia afirmó que durante la ceremonia de toma de posesión extrañó al gobernante cubano Fidel Castro, a quien llamó "abuelo sabio", informó AFP.

Castro anunció el viernes que no asistiría al acto debido a "imprevistos de última hora". La delegación cubana estuvo encabezada por el vicepresidente Carlos Lage.

"Hemos extrañado en este acto de posesión, en este acto tan importante e histórico, la presencia de un abuelo sabio. ¿Saben de quién estoy hablando?", preguntó Morales a la multitud en la abarrotada Plaza San Francisco.

"Fidel, saludamos desde acá, al hermano, al compañero, al abuelo sabio Fidel", añadió desde la tarima en la que dirigió un mensaje al pueblo, tras ser juramentado como presidente.

Morales, quien acudió al multitudinario al acto ataviado de un saco de cuero con tejidos andinos y su banda presidencial, invitó a subir a la tribuna al vicepresidente cubano.

"Jallalla Bolivia, jallalla Fidel, jallalla Cuba", dijo Lage en lengua aymara al lanzar "vivas", ante las decenas de miles de personas, en su mayoría indígenas, que se congregaron en la plaza.

"Se ha cumplido la profecía. Ustedes me matarán pero regresaré mañana y seremos millones", dijo Lage, parafraseando a Tupak Katari, un rebelde indio aymara que fue cruelmente inmolado hace 225 años por las autoridades coloniales españolas.

"Fidel no ha podido venir a la toma de posesión del presidente Evo, como hubiera deseado", afirmó Lage. Pero, añadió, "no se puede decir que Fidel no está aquí, lo veo en ustedes y en la victoria del pueblo boliviano, porque él la siente como propia", concluyó y cerró con un "Patria o muerte, venceremos".

En su primer discurso tras asumir el poder, pronunciado en el Congreso boliviano, Morales había asegurado que su gobierno contará con la "solidaridad internacional", tanto de Estados Unidos como de países como Cuba o Venezuela, para llevar adelante sus políticas.

El líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), aliado de Castro y del presidente venezolano Hugo Chávez, afirmó que el subsecretario de Estado norteamericano para América Latina, Thomas Shannon, quien asistió a la toma de posesión, le mostró su apoyo en nombre de la Administración del presidente George W. Bush.