Actualizado: 25/01/2022 14:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Hebe de Bonnafini, Damas de Blanco

Hebe de Bonnafini niega saber quiénes son las Damas de Blanco

La presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo contradijo versiones de 'Granma', según las cuales habría dicho que las Damas de Blanco 'representan la muerte'.

Enviar Imprimir

La argentina Hebe de Bonnafini negó conocer a las Damas de Blanco y contradijo así versiones publicadas este jueves por el diario oficialista Granma, según las cuales la presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo habría dicho que las esposas y familiares de presos políticos cubanos "representan la muerte".

"No sé quienes son y no las conozco", respondió Bonnafini a Encuentro en la Red, que intentó confirmar la información de Granma.

El órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC) publicó este jueves un resumen del programa Mesa Redonda, de la televisión oficialista, que estuvo principalmente dedicado el miércoles a desacreditar a miembros de la disidencia interna cubana, a quienes La Habana llama "mercenarios" de Estados Unidos.

La prensa de la Isla, toda bajo control del gobierno, ha calificado a las Damas de Blanco como las "Damas en Verde", en referencia a que se habrían beneficiado de dinero destinado por Washington a "apoyar la transición" en Cuba.

Según Granma, durante la Mesa Redonda la periodista oficialista Arleen Rodríguez dijo que el ex subsecretario de Estado norteamericano Roger Noriega llegó a comparar a las Damas de Blanco con las Madres de la Plaza de Mayo argentinas.

"Alguien que había leído lo que dijo Noriega (…) se le acercó y le dijo a De Bonaffini: 'A las Damas de Blanco en Cuba las comparan con las Madres de la Plaza de Mayo por sus pañuelos blancos en la cabeza'", relató Rodríguez.

De acuerdo con la versión, el incidente ocurrió en La Habana. De Bonaffini habría respondido: "Primero voy a decirles que la Plaza de Mayo está en Argentina y en ninguna otra parte. Nuestro pañuelo blanco simboliza la vida, mientras que estas mujeres de las que usted me habla representan la muerte".

"Yo me refiero a las de Miami, a las gusanas de Miami", dijo hoy a Encuentro en la Red De Bonaffini, conocida defensora del régimen cubano.

"A mí me preguntó un francés, cuando yo estuve en Cuba hace unos cuantos meses, sobre mujeres que usan el pañuelo blanco, que dicen que son iguales a las Madres de la Plaza de Mayo y que son gusanas. A eso me referí".

La presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo hablaba, al parecer, de las miembros de la organización Madres y Mujeres Anti-Represión por Cuba (MAR por Cuba), que tienen su sede en Miami.

Sin embargo, las integrantes de MAR por Cuba suelen vestirse de negro y no llevan pañuelo.

En su sitio en Internet, el grupo se define como "organización sin fines de lucro" formada por mujeres comprometidas a trabajar "para ayudar a restaurar las libertades y derechos fundamentales en Cuba", promover "el respeto a los derechos humanos", los "valores democráticos" y "despertar conciencias sobre la realidad cubana, participando en numerosos foros internacionales para recabar solidaridad con el movimiento de oposición interna".

"Las mujeres de Miami representan la muerte, no representan la vida, son gusanas", dijo De Bonnafini a este diario digital. En cuanto a las Damas de Blanco, afirmó: "Yo nunca las vi, a las de La Habana (…) y voy a cada rato a Cuba. No las he visto, no sé quienes son".

En junio pasado De Bonnafini asistió en la capital cubana a un evento internacional "contra el terrorismo" organizado por el régimen de Fidel Castro. En esa ocasión, las Damas de Blanco le pidieron una cita con el fin de "exponerle" la situación en que se encuentran los presos políticos.

"A mí no me pidieron ninguna reunión, para nada, para nada, nunca me pidieron una reunión esas mujeres (…) Así que no desfiguremos las cosas, no le demos vuelta a la cosa", dijo este jueves la argentina, notablemente molesta por las preguntas.

Las Damas de Blanco son un grupo no vinculado a organizaciones políticas que surgió tras la represión desatada por el gobierno cubano contra la disidencia interna en la primavera de 2003. Se dedica a denunciar activamente la situación de los opositores encarcelados en la Isla y a solicitar ayuda para su liberación. El Parlamento Europeo le otorgó este año su Premio Sajarov a la libertad de conciencia.