Actualizado: 03/12/2021 11:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Huber Matos, Castro-salud

Huber Matos: 'Ni Chávez con todo su petróleo salvará al régimen de Castro'

Raúl Castro 'tiene muchos enemigos en el Ejército. Muchos oficiales no le perdonan lo del general Arnaldo Ochoa', dijo el ex comandante.

Enviar Imprimir

Huber Matos, uno de los hombres que ayudó a llegar al poder a Fidel Castro y luego cumplió prisión política en la Isla por rebelarse contra el rumbo que tomaba el nuevo gobierno, afirmó este jueves que "el fin de la dictadura en Cuba está más cerca que nunca, y ni Hugo Chávez, con todo su petróleo, podrá impedirlo".

En una entrevista concedida a la AFP en San José, Costa Rica, Matos dijo que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, "ha representado un salvavidas que ha prolongado la existencia del régimen, pero eso no puede salvarle, porque la situación en Cuba es terrible; todo está colapsado".

El ex comandante, quien reside en Miami, llegó esta semana a la capital costarricense para reunirse con el presidente Oscar Arias, a quien dijo haber agradecido "personalmente este miércoles las gestiones que está haciendo en América Latina para presionar a Cuba por una transición hacia la democracia".

"Arias, con el peso que tiene como presidente de una nación democrática y con su Premio Nóbel de la Paz, está jugando un papel muy importante por la democratización en Cuba", subrayó.

Matos consideró como "el principio del fin" la cesión provisional del poder de Fidel a Raúl Castro, anunciada el pasado 31 de julio, cuatro días después de que el gobernante cubano fuera sometido a una cirugía intestinal.

"No tenemos suficientes elementos para saber hasta dónde Fidel es un condenado a muerte, pero sí que está muy mal, y creo que su hermano Raúl no tiene las condiciones para sucederle, porque es un incompetente, un incapaz, sólo sirve para segundo", afirmó.

"Esto que estamos viendo va a llegar a su culminación en cuestión de meses. Ojalá que la salida sea pacífica, aunque, claro está, que no puede ser negociada con los Castro, ellos son enemigos del pueblo de Cuba, lo han sumergido en la miseria", agregó.

Matos dijo que en caso de que desaparezca Fidel, Raúl no podría hacerse del control del país.

"Raúl, además de incapaz, tiene muchos enemigos en el Ejército. Muchos oficiales no le perdonan lo del general Arnaldo Ochoa", fusilado en julio de 1989, acusado por el gobierno cubano de narcotráfico, corrupción y traición.

"Creo que hay muchos militares, desde generales hasta tenientes, que están por pasarle la cuenta a Raúl por lo de Ochoa y por la desaparición de Camilo Cienfuegos", opinó Matos.

Según la versión del gobierno cubano, Cienfuegos, uno de los más fieles a Fidel Castro entre los comandantes del Ejército Rebelde, murió en un accidente en octubre de 1959, cuando viajaba en una avioneta hacia La Habana desde el interior del país.

"Eso fue un asesinato perfecto. Ya nadie se traga el cuento de que Camilo desapareció en un vuelo y nunca se tuvieron rastros del aparato", apuntó Matos.

Por otra parte, lamentó que las organizaciones de opositores en el exilio, principalmente en Miami, vivan enfrentadas "casi a sangre y fuego, en vez de unir esfuerzos para ver qué (…) hacer cuando el régimen caiga".

Matos, quien combatió a las tropas de Fulgencio Batista junto a Castro en la Sierra Maestra hasta el triunfo de la revolución, y tenía el rango de comandante, fue capturado y enjuiciado en diciembre de 1959 y condenado a 20 años de prisión por "traición y sedición", tras disentir del rumbo que tomaba el régimen.

Dieciséis años después fue liberado, salió a Costa Rica por la gestión de San José y se radicó en Miami.