Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

HRW, Informe Mundial 2006, derechos humanos, represión

Human Rights Watch afirma que Cuba es una 'anomalía' en cuestión de derechos humanos

'Un gobierno no democrático que reprime casi todas las formas de disidencia política', refiere el 'Informe Mundial 2006' de la organización.

Enviar Imprimir

AFP/ Nueva York. La organización Human Rights Watch (HRW) presentó este miércoles su informe anual en el cual dice que Cuba es una "anomalía" en Latinoamérica por lo que se refiere a los derechos humanos.

"Cuba sigue siendo una anomalía en América Latina: un gobierno no democrático que reprime casi todas las formas de disidencia política", afirma la organización con sede en Nueva York en su Informe Mundial 2006.

"El Presidente Fidel Castro, que ahora cumple 47 años en el poder, no ha mostrado voluntad alguna de considerar siquiera reformas menores", agrega.

"En cambio, su gobierno continúa asegurándose de la conformidad política mediante enjuiciamientos penales, detenciones a largo y corto plazo, acoso de masas, advertencias policiales, vigilancia, arrestos domiciliarios, restricciones sobre los viajes y despidos laborales por motivos políticos".

El resultado final de tal política, prosigue HRW en el capítulo dedicado a Cuba, es "la negación sistemática a los cubanos de los derechos fundamentales a la libertad de expresión, asociación, asamblea, privacidad, movimiento y debido proceso legal".

Para la organización, las estructuras jurídicas e institucionales de la Isla están en el origen de las violaciones de derechos humanos.

"Aunque, en teoría, los diferentes poderes del Estado tienen áreas distintas y definidas de autoridad, en la práctica, el poder ejecutivo retiene el control de todos los niveles de poder".

HRW se hace eco de la cifra de 333 presos políticos divulgada a principios de julio de 2005 por el grupo Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional y se reserva críticas "al embargo económico de Estados Unidos sobre Cuba".

"Vigente durante más de cuatro décadas, continúa imponiendo penalidades indiscriminadas a la población cubana y bloqueando los viajes a la Isla", lamenta HRW.