cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

HRW

Human Rigths Watch: Cuba es el país más represivo de América Latina

La organización sitúa a la Isla entre los 26 países del mundo donde mayores abusos y violaciones a los derechos humanos se cometen.

Enviar Imprimir

Cuba es el país de América Latina que mayor represión ejerce contra los opositores políticos, según ha denunciado en Ginebra la Organización No Gubernamental Human Rigths Watch (HRW), en su informe a la cuarta sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

HRW ha situado al régimen cubano entre los 26 países del mundo donde mayores abusos y violaciones a los derechos humanos se cometen. En esa categoría se encuentran —entre otros— Afganistán, Bielorrusia, Birmania, Chad, China, Colombia, Costa de Marfil, Republica Democrática del Congo, Irán, Irak, Territorios Ocupados por Israel, Rusia, Arabia Saudita, y Sudán.

El portavoz de la organización, Reed Brody, en declaraciones a Encuentro en la Red, puso énfasis en que Cuba es el único país en Latinoamérica donde aun no hay libertad política. De ahí que el régimen de Castro, al igual que otros en similar situación, deban ser mantenidos bajo el enfoque del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Brody dijo que el gobierno cubano "todavía utiliza vías policiales, vías jurídicas, de intimidación, para callar voces independientes". También ha reforzado el abuso político contra opositores, valiéndose de métodos que van desde una persecución criminal, detenciones a corto y largo plazo, el acoso por parte de la muchedumbre y los arrestos domiciliarios, hasta la restricción de viajes y la negación de empleo por motivos políticos.

El informe de HRW cita datos ofrecidos por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, organización de la disidencia interna, según la cual a principios de julio de 2006 habían en la Isla unos 316 prisioneros políticos. Al finalizar el año pasado, la cifra había disminuido a 283.

De los 75 disidentes, periodistas independientes y defensores de derechos humanos encarcelados durante la oleada represiva de 2003, 59 todavía permanecen encarcelados. HRW recordó que estas personas fueron sentenciadas a penas promedio de 20 años, que cumplen bajo duras condiciones y malos tratos.

Toda vez que el monitoreo de los derechos humanos no es reconocido como una actividad legal en Cuba, los defensores de derechos humanos son sometidos a un sistemático acoso por parte de las fuerzas de seguridad, dijo Reed Brody.

El portavoz de HRW consideró que, en lo que a derechos humanos se refiere, "no hay señales de que ninguna transición en Cuba se haya puesto en marcha".

"En el campo de derechos humanos —dijo— no hemos visto mayores cambios, la política de represión de libertades sigue igual. Podríamos esperar que las cosas cambien, por lo que instamos a las autoridades y también a los amigos de Cuba a ayudar".

Human Rights Watch mantiene además su preocupación en cuanto al entorpecimiento del régimen de La Habana al mandato de la representante personal del Alto Comisionado de Derechos Humanos para Cuba, la jurista francesa Christine Chanet, a quien el gobierno cubano no autoriza la entrada a la Isla .