Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Relaciones UE-Cuba

La Cancillería cubana convocó al embajador alemán para advertirle que 'se atenga a las consecuencias'

Enviar Imprimir

La Cancillería cubana convocó al embajador de Alemania en la Isla, Ulrich Lunscken, para expresarle su rechazo y advertirle que Berlín se atenga a las consecuencias, después de que la sede diplomática invitara a disidentes a la velada por el día de la reunificación alemana, informó el diario español El País.

La embajada alemana había organizado dos recepciones. Una oficial, al medio día, a la que fueron invitados el cuerpo diplomático y las autoridades cubanas; y otra, por la tarde, a la que fueron invitados miembros de la oposición y familiares de presos políticos.

"La unificación de Alemania fue consecuencia del fracaso de la economía socialista planificada", dijo el embajador Lunscken en la velada a la que asistieron los disidentes.

Este fue el œltimo episodio de las tensiones entre La Habana y la Unión Europea (UE). El anterior se produjo en julio, cuando la embajada de Francia invitó a miembros del gobierno para celebrar su día nacional, y un día antes convocó una cita con los opositores.

El próximo podría darse el 12 de octubre, cuando la embajada de Madrid celebre su fiesta. Se espera que la opción española sea similar a la francesa.

El 28 de octubre será el turno de la República Checa que, de acuerdo con fuentes diplomáticas citadas por la agencia Reuters, haría lo mismo que Alemania.

"A las autoridades cubanas no les gusta nada esto. Pero se trata de fomentar el diálogo con todos los sectores de la sociedad. La relación entre la UE y el gobierno de Cuba están bastante difíciles", afirmó un diplomático europeo que asistió a la recepción en la embajada alemana, informó la AFP.

La situación en La Habana refleja la división dentro de la UE en torno a la política hacia Cuba.

Los vínculos entre los Veinticinco y el régimen de Fidel Castro parecieron experimentar una mejoría después de que el gobierno cubano concedió licencias extrapenales por razones de salud a 14 de 75 disidentes condenados en la primavera de 2003 a penas de hasta 28 años de cárcel.

A propuesta de España, los Veinticinco decidieron en enero de 2005 impulsar un "diálogo crítico" y suspender temporalmente medidas diplomáticas adoptadas para protestar por la represión a la oposición.

Entre esas medidas, la que más molestaba a La Habana era la invitación de disidentes a la celebraciones de las embajadas europeas en la Isla.

La suspensión temporal fue ratificada en junio pasado. El Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la UE recomendó entonces que las sedes diplomáticas no invitaran a sus recepciones ni a funcionarios del gobierno ni a representantes de la oposición, pero cada país quedó el libertad de decidir.

La semana pasada el viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Eumelio Caballero, dijo que las relaciones con los Veinticinco han mejorado "tenuemente".

Caballero cerró el viernes la XIII Conferencia internacional de Estudios Europeos, una reunión anual que congrega a los diplomáticos acreditados en la Isla, funcionarios de alto rango y académicos, pero a la cual no tiene acceso la prensa.

Su discurso fue publicado el lunes en la página en Internet del Ministerio de Relaciones Exteriores. Caballero recordó la existencia de la Posición Común de la UE, que desde 1996 pide al régimen de Fidel Castro cambios a favor de la democracia y respeto a los derechos humanos.

El viceministro dijo que el borrador en inglés de esa Posición Común fue "redactado en Washington (…) estableciéndose así, de manera injusta, una política selectiva y discriminatoria con respecto a Cuba, si se tiene en cuenta que la Unión sólo mantiene este tipo de posición común en algunos casos escandalosos de genocidio o violaciones masivas y flagrantes de derechos humanos".

Caballero mencionó también la votación de la UE en abril pasado a favor de una resolución sobre Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

"Cuba, que no ha cedido a las presiones de los Estados Unidos durante más de 45 años, tampoco va a ceder ni un ápice en su derecho a ser tratado con (…) entero respeto", advirtió.

No obstante, "es nuestro deseo de que las relaciones con la Unión Europea continúen la tenue mejoría", dijo el funcionario.

Miembros de la disidencia denuncian un aumento de la represión

Los miembros de la disidencia interna suelen destacar que tras las excarcelaciones de 2004 no han salido presos políticos de las cárceles. Por el contrario, la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) dijo este martes que desde julio han sido detenidos unos 30 disidentes.

"A pesar de la buena voluntad con que están actuando algunas cancillerías de la Unión Europea para lograr que el gobierno de Cuba disminuya su talante represivo e inicie alguna forma de diálogo y eventualmente introduzca algunas reformas, aunque sean parciales, sobre todo en cuanto al funcionamiento del gigantesco sistema carcelario existente en la Isla, la situación de derechos civiles, políticos y económicos ha empeorado de manera alarmante a partir de una situación anterior ya negativa", dijo el lunes a Encuentro en la Red Elizardo Sánchez Santacruz, presidente de la ilegal CCDHRN.

"Desde enero a la fecha es muy palpable este empeoramiento general y parece que la situación va a ser aún más desfavorable en las próximas semanas o meses", agregó.

Según Sánchez Santacruz, la represión política se ha hecho muy visible, "sobre todo en los últimos meses, bajo la forma de advertencias, amenazas o actos de repudio".

Como parte de la actual situación, el líder de la CCDHRN mencionó "el caso de 15 pacíficos opositores detenidos los días 13 y 22 de julio, entre ellos el doctor René Gómez Manzano, quienes permanecen en una especie de limbo legal (…) bajo condiciones muy desfavorables de internamiento, en estaciones de policía".

"Es posible que este grupo de 15 eventuales prisioneros de conciencia —porque ya Amnistía Internacional se manifestó al respecto— estén sujetos a una decisión de las altas instancias del gobierno cubano", añadió.

El canciller español, Miguel Ángel Moratinos, dijo la semana pasada que Madrid es "optimista" y espera del régimen de la Isla nuevos "gestos y pasos" en materia de derechos humanos.

Moratinos afirmó que las autoridades cubanas "están trabajando" en una "ambiciosa" propuesta de "oferta de diálogo" en ese tema, "pero todavía no ha habido una propuesta formal", informó EFE.

"En esa propuesta formal estaría incluso la posibilidad de visitar centros penitenciarios, de tener mayor acceso a cualquier administración o sector con el que se desease contactar (…) pero todavía eso no ha cuajado", explicó el ministro.

"Ojalá tengan lugar esos gestos, pero lo que hemos tenido hasta este minuto son gestos muy negativos que han llevado a este empeoramiento de la situación general de derechos humanos en el país", dijo Sánchez Santacruz a este diario digital. "En mi opinión, tendría que ocurrir un verdadero milagro para que esa situación cambie en el sentido que el canciller Moratinos espera", añadió.