Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Turismo

La española Sol Meliá se consolida como mayor cadena hotelera extranjera en la Isla

La compañía abrirá su hotel número 22 en Cayo Santa María, Villa Clara.

Enviar Imprimir

AFP/ La Habana. La cadena española Sol Meliá proyecta abrir en el próximo invierno su hotel número 22 en Cuba, lo que la consolida como la primera compañía extranjera de alojamiento en la Isla, informaron este jueves ejecutivos de la firma.

Se trata del hotel Meliá Las Dunas, en el Cayo Santa María, en el noreste de la provincia de Villa Clara, que contará con 925 habitaciones, seis bares y nueve restaurantes, y estará dedicado a viajeros en familias y parejas.

Según el director de Marketing y Ventas de Meliá en Cuba, Silvano Stupar, también se trabaja este año en el desarrollo del concepto de SPA (salud y turismo) y mejoras gastronómicas.

La cadena española, fundada en 1956, cuenta con 350 hoteles en cuatro continentes, que suman 85.000 habitaciones y es la mayor de España, tercera en Europa y décima a nivel mundial.

Sol Meliá inició sus operaciones en Cuba en 1995, un año y medio después de que las autoridades de la Isla decidieran el desarrollo acelerado del turismo, en búsqueda de recursos con los cuales encarar una fuerte crisis económica.

Compañías estatales cubanas emprendieron desde entonces empresas conjuntas y contratos de administración con numerosas cadenas hoteleras, entre las cuales se ha impuesto Sol Meliá.

Stupar brindó la información en el marco de la Feria Internacional de Turismo FITCUBA 2006, que se inauguró el martes.

Cuba, con una capacidad de más de 45.000 habitaciones, espera este año un crecimiento del turismo del 7,7%, con 2,5 millones de visitantes, afirmó el ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero en la apertura de la Feria.

El turismo, motor de la economía cubana, registró un crecimiento de 13,2% en 2005, cuando la Isla acogió a 2,3 millones de visitantes.

La Feria tiene como invitados especiales este año a Venezuela y China. Son dos mercados emisores todavía pequeños para Cuba, pero el gobierno espera aumentar las potencialidades de estos dos países aliados.