Actualizado: 29/11/2021 15:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

CUC

La Policía desarticula una red de falsificadores de pesos convertibles

Uno de los implicados fue condenado a 10 años de cárcel.

Enviar Imprimir

La Policía cubana arrestó a un número indeterminado de personas dedicadas a la falsificación de pesos convertibles (CUC), informó este miércoles el teniente coronel Ángel Díaz, según la agencia Notimex.

El portavoz de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) dijo a periodistas que uno de los fabricantes ilegales de moneda, residente en el municipio habanero de San Miguel del Padrón, fue condenado a 10 años de cárcel.

En un reporte de la emisora oficialista Radio Rebelde, Díaz indicó que el sancionado, cuyo nombre omitió, tenía tres cómplices encargados de distribuir los billetes tanto en La Habana como en otras provincias de la Isla.

Otros falsificadores, detectados en el municipio Habana del Este, contaban con computadora y escaner para confeccionar los falsos billetes.

"Hay otros hechos más esclarecidos y esto es un alerta para quienes compran o cambian moneda en la calle y caen en las manos de esta gente", advirtió el portavoz policial.

A finales de diciembre pasado, el Banco Central de Cuba anunció la emisión de una nueva serie de billetes del peso convertible para enfrentar las frecuentes falsificaciones de esa moneda.

En una nota oficial, el Banco Central informó que nuevos billetes de 1, 3, 5, 10, 20, 50 y 100 pesos convertibles irán sustituyendo en forma progresiva a los existentes.

Explicó que la emisión en todas las denominaciones con fecha 2006 posee dos nuevas características que le confieren mayor seguridad al billete. A la marca de agua -visible a trasluz- se añadió un número indicativo de la denominación y los reversos fueron diseñados de forma específica para cada valor.

Se mantiene de igual forma el hilo de seguridad, que ahora incluye el texto "Patria o Muerte, Venceremos", al tiempo que los elementos principales del anverso de todas las denominaciones se presentan con relieve al tacto.

La Habana eliminó en octubre de 2004 la circulación del dólar estadounidense y convirtió en obligatorio el uso del peso convertible (sin valor fuera de la Isla) en todos los establecimientos de ventas y servicios en divisas.

La medida se hizo efectiva a partir del 8 de noviembre de 2004, poniendo fin a 11 años de libre circulación del dólar estadounidense, que el gobierno legalizó en 1993 como parte de las medidas para enfrentar una crisis económica.

Fidel Castro presentó el fin de la circulación del dólar como una respuesta al endurecimiento de las restricciones de Washington a los viajes y las remesas que envían los cubanoamericanos a la Isla, y las a presiones de Washington a bancos internacionales que tiene transacciones con La Habana.