Actualizado: 25/01/2022 14:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Damas de Blanco

Las Damas de Blanco interpretan la carta del Papa como un llamado a la tolerancia

Enviar Imprimir

Las Damas de Blanco acogieron como un llamado a la tolerancia y a la apertura en Cuba la carta que envió el Papa Benedicto XVI a la Isla, con motivo del XX Aniversario del Encuentro Nacional Eclesial.

Las madres, esposas y familiares de presos políticos cubanos, galardonadas con el Premio Sajarov 2005 del Parlamento Europeo, acudieron el sábado a una misa oficiada por el cardenal cubano Jaime Ortega en la Catedral de La Habana, donde fue leída la misiva, en la cual el Papa recuerda la frase "que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba", pronunciada por su antecesor, Juan Pablo II, en la histórica visita que realizó a Cuba en 1998, informó la AFP.

"Acogemos el mensaje porque lo que queremos es, como había planteado el Papa (Juan Pablo II), que exista amor y tolerancia, y que nuestro pueblo se abra al mundo y el mundo a nosotros", afirmó a la AFP Laura Pollán, esposa del opositor Héctor Maseda —condenado a 20 años—.

"No es abrirse solamente en el comercio y las relaciones políticos, es abrirse en la paz, la tolerancia, eso es lo que nos hace falta y eso es lo que vemos en ese mensaje. Dios quiera que se haga realidad", añadió.

La periodista independiente Miriam Leiva, también miembro del grupo, consideró "muy importante" el mensaje del Papa y dijo que puede ser "una nueva etapa que se inicia", tras las relaciones entre el Estado cubano y el Pontificado de Juan Pablo II.

"Es un mensaje de un Papa nuevo, que empieza y que nos alienta en el sentido de que él recoge lo que dijo Juan Pablo II cuando estuvo en Cuba. Pensamos que tiene que haber una apertura muy importante desde nuestra sociedad para que pueda haber también una apertura externa", aseveró.

"Todos debemos trabajar para lograr un país más próspero, más democrático, con mayor respeto a los derechos humanos", opinó Leiva esposa del economista independiente Oscar Espinosa Chepe, excarcelado con licencia extrapenal por problemas de salud.

"En general hay una aspiración del pueblo cubano de que haya una mayor participación de todos nosotros en la vida nacional, y eso se da para el ciudadano creyente, católico como de otras confesiones, y para cualquier cubano que aspire a tener una mayor participación en la vida del país", añadió.

Las Damas de Blanco, que no están vinculadas a ningún grupo político, surgieron a raíz de la detención de 75 disidentes en marzo de 2003, condenados un mes después a penas de entre seis y 28 años de cárcel.