Actualizado: 16/10/2019 8:52
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Médicos cubanos

Médicos de Bolivia procesarán a la ministra de Salud por la presencia de galenos cubanos

El Colegio Médico boliviano acusa a Nila Heredia de 'quebrantamiento de estatutos (…) y la ley de ejercicio profesional, y falta de respeto a su gremio'.

Enviar Imprimir

La ministra de Salud de Bolivia, Nila Heredia, enfrentará un proceso disciplinario que podría culminar en la suspensión de su licencia profesional, por haber permitido que trabajen en el país más de un millar de galenos cubanos, anunció el jueves el Colegio Médico boliviano, informó Reuters.

El presidente del Colegio Médico, Fernando Arandia, dijo que esa organización iniciará también un proceso legal para anular un convenio binacional de principios de año, por el cual más de 1.000 médicos cubanos prestan actualmente atención gratuita en Bolivia.

"Se ha decidido, lamentablemente para mí en lo personal y para todos los médicos en general, pasar al tribunal de ética a la doctora Nila Heredia por quebrantamiento de estatutos del Colegio Médico y la ley de ejercicio profesional, y falta de respeto a su gremio", declaró Arandia a reporteros.

El tribunal determinará "medidas que pueden ir hasta la suspensión de la colegiatura" de la ministra, agregó.

El Colegio Médico de Bolivia mantiene un enfrentamiento con el gobierno de Evo Morales por la presencia de los profesionales cubanos, que comenzaron a llegar al país sudamericano a principios de año para atender a damnificados por inundaciones.

Morales, quien acusó varias veces a los galenos bolivianos de "preferir clientes antes que pacientes", advirtió de nuevo el jueves que mientras sea presidente permitirá el "trabajo solidario y gratuito" de los médicos de la Isla.

El gobernante hizo la declaración al poner en servicio una renovación tecnológica del principal hospital público de La Paz, que costó cuatro millones de dólares y fue donada por Cuba.

El Colegio Médico, que ya dirigió dos huelgas contra los galenos cubanos, sostiene que éstos ejercen sin estar acreditados en el país mientras existe desempleo entre los profesionales bolivianos.