Actualizado: 27/01/2023 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Clima

Meteorólogos cubanos prefieren no dar pronósticos sobre la temporada ciclónica

Los expertos han dejado entrever, no obstante, que el período podría ser activo.

Enviar Imprimir

AFP/ La Habana. Cuba está lista para enfrentar la temporada de huracanes que se inicia este viernes y se prevé activa, tras afinar su sistema de prevención y celebrar un inédito intercambio con expertos de Estados Unidos, aunque no emitirá su habitual pronóstico del periodo.

"Cuba se encuentra en una situación favorable para enfrentar la temporada ciclónica", que se extiende hasta el 30 de noviembre, afirmó el jefe del Centro de Pronósticos del Instituto Cubano de Meteorología (IMC), José Rubiera, al referirse a ejercicios de prevención de desastres realizados en las últimas dos semanas.

El experto alertó sobre la necesidad de que la población y las entidades económicas del país "se preparen adecuadamente y no se guíen únicamente por la cantidad pronosticada de huracanes".

Rubiera también insistió en que este año no existen "las condiciones que impidieron en 2006 la formación de una mayor cantidad de ciclones en la zona tropical Atlántica", dejando ver que el periodo podría ser activo, pero sin entrar en detalles.

Una experta del IMC declaró a la AFP que este año la entidad no hará público su pronóstico anual para la temporada, sin explicar las razones.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA), que mantiene contactos frecuentes con el IMC, predijo un 2007 con actividad ciclónica "sobre lo normal", con la formación de 13 a 17 tormentas con nombres, de las cuales entre 7 y 10 podrían convertirse en huracanes.

Según NOAA, de ese total, entre tres y cinco huracanes podrían adquirir la categoría 3 o más en la escala Saffir-Simpson, con un máximo de 5.

El año pasado los científicos también pronosticaron una temporada muy activa, pero sólo se produjeron cinco huracanes, y la mayoría quedó sobre el océano sin entrar a tierra, dándole un respiro a la región tras dos años de intensa actividad huracanada.

En el marco de los preparativos para la actual temporada, expertos de Estados Unidos y Cuba se reunieron en México, por primera en 48 años, en un seminario que analizó las alternativas para prevenir los desastres provocados por los ciclones.