Actualizado: 21/10/2019 9:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

economía

Ministro de Economía descarta apertura con espacio para pequeñas empresas

'Hemos llegado a la conclusión de que el desarrollo del país no está en los pequeños negocios', dijo José Luis Rodríguez.

Enviar Imprimir

El ministro cubano de Economía, José Luis Rodríguez, descartó este martes que el gobierno vaya a impulsar una apertura económica con espacios para la pequeña empresa, informó EFE.

"No está ni previsto, ni está en el deseo del pueblo, ni entra en nuestra consideración contraer la forma que piensa Estados Unidos con su supuesto plan de transición para la economía cubana", afirmó el ministro en referencia a los informes de la Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre, creada por Washington.

"No está en nuestra perspectiva" abrir nuevos espacios para la pequeña empresa porque "hemos llegado a la conclusión de que el desarrollo del país no está en los pequeños negocios", añadió el funcionario, quien aseguró que en el primer trimestre del año la economía cubana creció un 12,5%.

La Habana adoptó una incipiente apertura económica a principios de los noventa, tras la caída del bloque soviético, cuando la Isla quedó sumida en el llamado "periodo especial".

El gobierno cubano, que ha dado ya por superada esa etapa, ha apostado en los últimos años por una vuelta a la centralización.

El pasado 31 de julio, Fidel Castro transfirió temporalmente el poder a su hermano Raúl debido a una crisis de salud que le obligó a someterse a una complicada cirugía intestinal.

"Si alguien está pensando que si el comandante Fidel Castro permaneciera enfermo, pudiera darse un cambio en la política de Cuba hacia una apertura de mercado, puedo decir rotundamente que no", aclaró el ministro de Economía.

Algunos observadores han señalado la posibilidad de reformas en Cuba a partir de un gobierno encabezado por Raúl Castro, a quien se le atribuye un espíritu más pragmático que el de su hermano Fidel y admiración por el actual modelo chino.

Rodríguez descartó que las reformas chinas sean aplicables en Cuba y se refirió a las diferencias entre ambos países, sus tamaños y sus estructuras económicas, informó la AFP.

"Lo que hicieron los chinos me parece que es apropiado para las condiciones chinas", pero no para las de Cuba, dijo.

"Hay puntos de contacto, sí, como la preeminencia de los intereses estatales sobre el interés particular, con diferentes grados de apertura", admitió el ministro y añadió que "hay cosas que han sido similares (inversión, dualidad monetaria), pero las condiciones las han llevado por caminos diferentes".

Por último, señaló que "China no está bloqueada".

Según Rodríguez, la economía de la Isla ha crecido a un ritmo medio anual del 5% en los últimos diez años y alcanzó en 2005 un Producto Interior Bruto similar al que tenía en 1989, antes de la caída del bloque soviético.

Las nuevas tecnologías, el níquel, la energía y las telecomunicaciones son, dijo, algunas de las más importantes actividades económicas del país, junto al turismo, que crecerá este año un 4,5%, de acuerdo con cálculos oficiales.

La economía cubana creció el pasado año el 11,8%, según los datos del gobierno —cuestionados por organismos internacionales, como la CEPAL—, impulsada por la exportación de servicios médicos, educativos y deportivos. Además, la cooperación con Venezuela ha dado un importante respiro.

Venezuela, principal socio y aliado de La Habana, envía unos 100.000 barriles diarios de petróleo a Cuba, que la Isla retribuye con los servicios de más de 20.000 médicos, educadores y técnicos deportivos.

A fines de mes se celebrará en Cuba el Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, única organización sindical legal en la Isla y controlada por el gobierno) y en su preparación se habla de una posible cooperativización en el sector de los servicios productivos en Cuba.

"Es un tema discutido", dijo Rodríguez, pero se mostró escéptico sobre las posibilidades de que esa idea prospere.