Actualizado: 05/04/2020 0:00
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Represión

Reporteros Sin Fronteras denuncia agresión a un periodista independiente

Enviar Imprimir

Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció este lunes la agresión sufrida por Guillermo Fariñas, director de la agencia de prensa independiente Cubanacán Press, el pasado 16 de septiembre, en Santa Clara.

Según la organización, Fariñas se manifestó ese día pacíficamente junto con otros quince opositores delante de una estación de la Policía, para pedir la liberación de la disidente Noelia Pedraza Jiménez, que acababa de ser detenida. En el lugar se encontraba un centenar de simpatizantes del gobierno.

"Tras informar a los manifestantes de la inminente liberación de la detenida, en espera de que se celebre el juicio, Vladimir Méndez Mauad, capitán de la Seguridad del Estado, propuso a Guillermo Fariñas acompañarle en coche hasta su casa. El periodista, que hasta hace poco tiempo tenía que desplazarse en silla de ruedas a causa de una enfermedad que padece, y que tiene que seguir utilizando muletas, aceptó la oferta", relató la organización en un comunicado de prensa.

Pero, en el momento en que Fariñas salía de la unidad de la Policía, un oficial le advirtió que lo que pudiera pasar fuera, con los simpatizantes del gobierno, "sería su problema", agregó RSF.

De acuerdo con el relato de Fariñas, citado por RSF, unas sesenta personas "que permanecían en el lugar, armados de palos, se dirigieron entonces a él preguntándole si tenía el valor de repetir ante ellos lo que decía en Radio Martí".

Tras arrodillarse, y colocar las manos detrás de la cabeza, Fariñas les habría respondido: "¿Por qué escuchan Radio Martí si son revolucionarios?".

RSF dijo en su comunicado que "las palabras del periodista, así como su negativa a repetir 'Viva Fidel Castro', le valieron insultos y golpes hasta que uno de los agresores, temiendo que le mataran en un lugar público, puso fin" al incidente.

La organización de defensa de la libertad de prensa añadió en su texto que, posteriormente, Fariñas fue dejado en una zona deshabitada, a 23 kilómetros de Santa Clara.

El periodista habría dicho a RSF que "tiene las manos y los brazos tan hinchados que no puede escribir, ni utilizar el teclado del ordenador".

"El ataque a Guillermo Fariñas, extremadamente violento, demuestra que los periodistas independientes cubanos están amenazados no sólo por el gobierno, sino también por grupos ultrarrevolucionarios que, en este caso, se desquitaron realmente con el director de Cubanacán Press, y además lo hicieron ante los ojos de la policía política", denunció Reporteros Sin Fronteras.