Actualizado: 12/07/2024 0:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Palabra Nueva

Revista católica llama a solucionar los problemas cubanos sin copiar modelos

Hay que buscar 'nuevas respuestas, lo que se traduce en nuevas o renovadas estructuras sociales', consideró 'Palabra Nueva'.

Enviar Imprimir

La publicación católica cubana Palabra Nueva reflexionó en su última edición sobre la necesidad de buscar soluciones a los problemas de la Isla, sin copiar modelos ajenos, pero cambiando sin dilaciones lo que sea necesario, informó la AFP.

"Conocemos nuestro mal y nuestras necesidades. Podemos ser nuestro propio médico desarrollando un modelo propio actualizado y coherente, nacional sin excesos nacionalistas", planteó la revista mensual, que publica Arquidiócesis de La Habana.

Bajo la firma de su director, Orlando Márquez, Palabra Nueva llamó a buscar, sin copiar modelos chinos, brasileños, españoles u otro, uno que satisfaga "mejor las necesidades de los ciudadanos".

Para ir "desde lo auténticamente cubano a lo universalmente cubano", en una sociedad que es muy diferente en cuanto nivel educacional y de salud a la de 40 años atrás, hay que buscar "nuevas respuestas, lo que se traduce en nuevas o renovadas estructuras sociales", consideró.

"Cambiar las estructuras no es quitar las columnas para que caiga el techo de la casa, como alguien pudiera pensar, sino modificar las columnas, las vigas y los espacios para seguir ampliando y levantando la casa, de acuerdo con las necesidades de todos sus ocupantes", advirtió Márquez.

De acuerdo con el artículo, "lo más importante no es quién gobierna sino cómo gobierna, y es esto lo que condiciona la mayor o menor participación en los asuntos políticos (…) La mejor sociedad —socialista, capitalista o una mezcla de ambas—, es la que satisface mejor las necesidades de los ciudadanos".

Palabra Nueva saludó la aparición en la prensa cubana —en los últimos nueve meses, bajo el gobierno de Raúl Castro—, de artículos sobre sensibles problemas de corrupción, transporte, descontroles administrativos, tendencias juveniles negativas, entre otros, "que, aparentemente, eran soberanamente ignorados".

"No es todo, pero es algo, y realmente no estábamos habituados a leer o escuchar desde esas tribunas lo que vivimos", señaló la revista.

"No obstante, más allá de los trillados llamados a la conciencia ciudadana, no se ofrecen las correspondientes soluciones, o posibles propuestas según los tiempos que corren. A los periodistas quizá no corresponde dar soluciones sobre estos temas, pero sus esfuerzos quedan inconclusos si la oferta incluye sólo hechos y retórica", agregó.

Esos problemas y otros no planteados públicamente aún "no son otra cosa que expresiones de desafíos a las estructuras sociales, porque éstas no cumplen ya su función de satisfacer ciertas necesidades de los ciudadanos cubanos de hoy", dijo la publicación católica.

Al margen de los que se cansan o quieren irse del país, hay mucha "gente talentosa y deseosa de poner a prueba sus posibilidades y conocimientos adquiridos precisamente aquí", afirmó Palabra Nueva.