cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

legislativas EE UU

Senador y congresistas cubanoamericanos triunfan en las legislativas de Estados Unidos

Los legisladores republicanos Ileana Ros-Lehtinen, Lincoln Díaz-Balart y Mario Díaz-Balar, y el senador demócrata Robert Menéndez, conservaron sus escaños.

Enviar Imprimir

Los congresistas republicanos Ileana Ros-Lehtinen, Lincoln Díaz Balart y Mario Díaz Balart, así como el senador demócrata Bob Menéndez, revalidaron sus bancas en la Cámara de Representantes y el Senado, tras conocerse los resultados de las elecciones legislativas de este martes en Estados Unidos.

El poder político de la comunidad cubana en Estados Unidos se vio considerablemente fortalecido con estos resultados, subrayados por el ascenso de un nuevo congresista cubanoamericano, el demócrata por New Jersey Albio Sires, quien ganó en su distrito con alrededor de un 80% de los votos.

De esta manera, los políticos cubanoamericanos hicieron bueno un pronóstico que los señalaba como favoritos en los comicios de ayer. El asiento del senador cubanoamericano Mel Martínez no estaba en disputa en estas legislativas.

Bob Menéndez ganó su candidatura para un término completo en la Cámara Alta luego de desempeñarse como senador desde enero pasado, en sustitución de su antecesor en el cargo, Jon Corzine. El cubanoamericano se convierte así en el primer hispano en New Jersey en ser elegido al Senado por votación directa.

"Este es nuestro momento", aseguró a la comunidad hispana Menéndez, durante un discurso de aceptación en el que recurrió más de una vez al español. "Es un momento histórico y tenemos que ser respetados".

"Si Bob Menéndez, hijo de emigrantes, criado en un barrio pobre, primero en su familia en asistir a la universidad, ha llegado al Senado de Estados Unidos, todo es posible", enfatizó el senador. "Esto sólo puede pasar en Estados Unidos, particularmente en New Jersey. A quienes dicen que no se puede, les decimos: sí se puede".

El triunfo de los congresistas cubanoamericanos de la Florida rondó, en los tres casos, el 60% de los votos emitidos.

Al cierre de esta nota, los republicanos aún luchaban por retener una exigua mayoría en el Senado federal, cuando ya habían perdido la Cámara de Representantes, algo interpretado por muchos analistas como un voto contra la presencia estadounidense en Irak o, alternativamente, contra la forma en que la Casa Blanca ha llevado la guerra en ese país.

Encuestas a pie de urna habían revelado que los grandes temas nacionales, particularmente la guerra en Irak, desplazarían esta vez a los temas locales en la motivación de los votantes. Según observadores, esto podría haber favorecido la opción demócrata.

"Siempre hemos trabajado bien con los demócratas en la Cámara de Representantes", aseguró durante la celebración de su victoria la congresista Ileana Ros-Lehtinen.

La legisladora, cuya candidatura a la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes se ve comprometida con la nueva mayoría demócrata, añadió que, de cualquier manera, asuntos como el medicaid o el tema cubano usualmente se abordan de manera bipartidista en la Cámara Baja.