Actualizado: 03/08/2020 12:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

tráfico de personas, emigración, pescadores mexicanos

Tres mexicanos condenados en Cuba por tráfico de emigrantes se abstienen de apelar

Ahora deberán decidir si solicitan la repatriación para cumplir sentencia en su país.

Enviar Imprimir

AFP/ La Habana. Tres pescadores mexicanos condenados en Cuba a diez años de prisión por tráfico de emigrantes se abstuvieron de apelar la sentencia, y deberán ahora decidir si solicitan la repatriación para cumplirla en su país, informó este jueves la embajada de México en La Habana.

"Hasta el lunes 15 de mayo tienen para apelar, pero decidieron no hacerlo. Ahora las autoridades cubanas determinarán si ya se cerró el proceso", declaró a la AFP un portavoz de la legación diplomática.

Los pescadores Juan Ramón Barco Rivera y Luis Nicolás Chan Campos, de 45 años, y Johnny Enrique Fuentes Koyoc, de 22, fueron condenados el 28 de abril por el Tribunal Provincial de Cienfuegos a diez años de cárcel cada uno.

"Cuando la sentencia esté en firme, el siguiente paso es que ellos planteen al gobierno mexicano la posibilidad de cumplir su pena en México. La embajada presenta la solicitud y las autoridades cubanas determinarán si procede o no en virtud del Tratado (bilateral) de Ejecución de Sentencias Penales", añadió el vocero.

Los tres mexicanos fueron juzgados junto con otros dos cubanos y, si alguno de estos decide apelar, el proceso seguiría abierto para los cinco, añadió la fuente.

El miércoles en la ciudad de Aguascalientes (noroeste de México) el embajador cubano Jorge Bolaños afirmó que la condena impuesta a los tres pescadores mexicanos no fue "la más severa", a pesar de que el delito es grave.

En Cuba el tráfico de personas se castiga con penas de entre siete y 30 años, pero puede llegar a cadena perpetua cuando hay armas, violencia, intimidación, muere alguien o se halla un menor entre los inmigrantes.

Los tres pescadores mexicanos fueron detenidos el 31 de mayo de 2005 frente a las costas de Cienfuegos, y acusados de intentar sacar ilegalmente de la Isla a 17 cubanos, entre ellos cuatro menores.

Los mexicanos se declararon inocentes en el juicio, tras asegurar que el 26 de mayo de 2005 salieron a pescar del puerto de Yucatán, pero que su bote se averió y mientras buscaban ayuda fueron detenidos el día 31 en aguas de Cuba.

En México, los familiares de los pescadores le enviaron una carta a Fidel Castro pidiéndole que la justicia reconsidere la condena porque "son inocentes".

La Habana ha denunciado que los contrabandistas utilizan las costas de Quintana Roo (este de México) para triangular el tráfico de personas hacia Estados Unidos, con la complicidad de autoridades locales, lo cual fue rechazado por el gobierno de México.

Las autoridades de la Isla han arrestado a 400 personas por tráfico ilegal de inmigrantes desde mediados de 1999. El año pasado fueron detenidas 77 personas, cinco de ellas mexicanas.