Actualizado: 23/09/2019 16:12
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

espionaje, FIU, espías

Un profesor y su esposa espiaban para La Habana a rector, alumnos y académicos de la FIU

Enviar Imprimir

Un profesor universitario y su esposa, detenidos como presuntos agentes del gobierno cubano, tenían acceso electrónico a los archivos de estudiantes y habrían espiado también a Modesto Maidique, rector de la Universidad Internacional de Florida (FIU), según la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), informó EFE.

Al menos en una ocasión la pareja, de origen cubano, informó a la inteligencia cubana de una invitación de la Casa Blanca al rector.

En un registro efectuado el pasado 12 de enero en la residencia del matrimonio, que tiene cinco hijos, las autoridades intervinieron sus computadoras personales, las cuales, de acuerdo con los documentos del FBI, estaban conectados con los de sus oficinas en la FIU.

Los documentos revelan también que la pareja informó de "prominentes académicos del sur de Florida" y destacan que la pareja pudo "tener acceso electrónico (desde su casa o despachos) a los archivos de estudiantes, así como a información sobre la Universidad".

El FBI afirma que el profesor, Carlos Álvarez, aprovechó la tapadera de los viajes a Cuba y a otros países bajo el auspicio de la FIU "para reunirse con sus contactos o jefes" del servicio secreto cubano.

Sobre los estudiantes, Álvarez recibió instrucciones del gobierno de Cuba para que pusiera en marcha un plan de captación de alumnos, informó el diario The Miami Herald.

La FIU declinó hacer comentarios. Para Francisco Hernández, presidente de la Fundación Nacional Cubano-Americana, "no es una sorpresa la información. El régimen castrista utiliza a personas con acceso a estudiantes y políticos".

"Es sencillamente una pequeña parte de toda la historia que veremos aparecer de este matrimonio", afirmó a EFE Hernández, quien dejó claro que no le extrañaría que "hubiesen captado a jóvenes estudiantes de ascendencia cubana para el régimen castrista".

Al parecer, Álvarez informó a los servicios de inteligencia cubanos de que uno de sus estudiantes era un analista del FBI.

Carlos Álvarez, de 61 años, profesor de Psicología, y su esposa, Elsa Prieto, de 55, que también trabaja en ese centro, fueron captados por el régimen de Fidel Castro hace más de 30 años, según la Fiscalía.

La pareja, acusada de no haberse inscrito en Estados Unidos como agentes extranjeros, fue trasladada el pasado 9 de enero a prisión, después de que el juez instructor del caso en Miami rechazase concederles la libertad condicional.

Según los documentos judiciales presentados entonces ante el tribunal, Álvarez formaría parte de la red de agentes de los servicios de seguridad cubanos desde 1977 y su esposa desde 1982.

En las acusaciones formuladas el pasado 9 de enero se incluyó que la pareja espió a organizaciones del exilio cubano en Miami y proporcionó información a La Habana.

Álvarez era uno de los promotores del llamado "intercambio académico", participó en el "Diálogo de 1978" en La Habana y fue miembro del Comité Ejecutivo del Instituto de Estudios Cubanos (IEC).

Es doctor en Psicología Clínica y profesor asociado en el Departamento de Estudios de Liderazgo y Política Educacional. Su esposa es psicoterapeuta, especializada en tratamiento de grupo y coordinadora del programa de capacitación en el área social.