Actualizado: 14/09/2019 3:07
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

electricidad, revolución energética

Vientos y lloviznas agravan problemas de apagones en La Habana

Buena parte de la capital amaneció sin electricidad este jueves, lo que provocó problemas de tránsito en las primeras horas del día.

Enviar Imprimir

AFP/ La Habana. Vientos y lloviznas asociados al frente frío que castiga a Cuba han afectado el tendido eléctrico de La Habana, provocando cortocircuitos y los consiguientes apagones, confirmó este jueves una nota oficial.

"Los fuertes vientos de la madrugada del miércoles 18, la elevada humedad y el polvo que suele acumularse en las crucetas de los postes y la concurrencia de diversos factores, dieron lugar a numerosas interrupciones que afectaron un elevado número de circuitos", dijo el texto del gobierno, leído en el noticiero local.

Añadió que "el estado deplorable del tiempo prosiguió en la noche del miércoles y en la madrugada del jueves 19 creando una situación aún más desfavorable en la red, pese al especial esfuerzo de las decenas de brigadas de linieros que se movilizaron desde el primer instante".

A las inclemencias del tiempo, el efecto del salitre y del polvo acumulado en el tendido se suma "el estado de los componentes de madera y otros materiales de mejor o peor calidad tradicionalmente usados en las deterioradas redes eléctricas de la capital".

Buena parte de La Habana amaneció en apagón, lo que provocó problemas de tránsito en las primeras horas del día, pues gran número de los semáforos de la ciudad se encontraban apagados.

Ante esta situación, el presidente Fidel Castro decidió transferir para el viernes una comparecencia televisiva prevista para esta fecha a las seis de la tarde, hora local, cuyo tema será la "revolución energética" que se lleva a cabo en la Isla.

"Esta situación justifica el denodado esfuerzo que viene desarrollando el país en estos momentos, no sólo por revolucionar viejos y anacrónicos conceptos en materia de generación y aseguramiento del fluido eléctrico, sino también en la red de distribución, cueste lo que cueste", dijo la nota oficial

Desde 2004, cuando el sistema eléctrico cubano colapsó a partir de una prolongada rotura de la más importante de sus siete termoeléctricas, la "Antonio Guiteras", de Matanzas, el gobierno comenzó una revisión total del problema energético, talón de Aquiles de la economía local.

Ese estudio condujo al diseño de una nueva política de desarrollo, que en líneas generales incluye la reparación de las actuales termoeléctricas, su sustitución paulatina por los "grupos electrógenos", el estudio y aprovechamiento de las energías eólica y solar, así como la restauración de todo el tendido eléctrico nacional.

"Nada impedirá el impetuoso avance de la revolución energética en nuestra patria", concluyó la nota oficial.