Actualizado: 28/05/2024 14:48
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Ramiro Valdés

El gobierno dice querer avanzar en las tecnologías de la comunicación, pero aumentando la 'seguridad'

Sería 'muy ingenuo' pensar que las compañías proveedoras de servicios y tecnologías no facilitan información a las agencias de inteligencia de EE UU, dijo Ramiro Valdés.

Enviar Imprimir

El ministro cubano de Informática y Comunicaciones, Ramiro Valdés, afirmó este lunes que el gobierno de la Isla tiene "la resuelta voluntad" de avanzar en el terreno de las tecnologías de la comunicación, pero con medidas para incrementar la seguridad, informó EFE.

"El potro salvaje de las nuevas tecnologías puede y debe ser dominado y las infocomunicaciones puestas en función de la paz y el desarrollo", dijo Valdés durante la inauguración de la XII Convención y Expo Internacional, Informática 2007.

Valdés, ex ministro de Interior y comandante de la revolución, indicó que las nuevas tecnologías "se constituyen en uno de los mecanismos de exterminio global que se haya inventado", pero, paradójicamente, son "imprescindibles para seguir avanzando por las sendas del desarrollo".

Consideró que sería "muy ingenuo" pensar que las compañías proveedoras de servicios y tecnologías no facilitan información a las agencias de inteligencia de Estados Unidos por lo que resultan clave "las medidas y acciones" de seguridad.

"Ante estas nuevas amenazas y la resuelta voluntad de avance de nuestro país, será imprescindible remodelar estrategias y acciones que contribuyan al constante incremento de los niveles de seguridad de nuestras redes y la permanente preparación de nuestro pueblo", afirmó.

El ministro de Informática señaló que las tecnologías de la información y las comunicaciones también formarán parte de los acuerdos de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), que impulsa el presidente venezolano, Hugo Chávez, y a la que pertenece Cuba.

En ese sentido, sostuvo que "será imprescindible encontrar las alianzas estratégicas para hacer frente a los intentos hegemonistas (de Estados Unidos) en este nuevo campo de batalla".

Valdés indicó que Cuba accede a Internet, desde su conexión a la red en 1996, a través de un enlace vía satélite que le permite un ancho de banda de 65 Megabytes por segundo de bajada y 124 de subida y que cualquier modificación del canal requiere licencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El pasado 24 de enero, el gobierno cubano suscribió un acuerdo con Venezuela para la instalación de un cable submarino de fibra óptica.

Los cubanos no tienen permitido comprar material informático y acceder a Internet desde sus domicilios. El servicio sólo es autorizado a empresas y profesionales vinculados con campos como el de la salud o la cultura.

El acceso desde la Isla a algunos sitios de la red, considerados subversivos, está bloqueado.

Las autoridades cubanas afirman que la actual disponibilidad de medios está limitada por el embargo estadounidense, que no les permite dar un acceso al servicio a la mayoría de la población de manera individualizada.