Actualizado: 28/05/2024 14:48
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Comunicación

Yahoo: ahora en la lista negra

El ICRT prohíbe el acceso al portal de internet como parte de un paquete de nuevas restricciones a los informadores.

Enviar Imprimir

Fue a través de un comunicado oficial. Esta vez no se pronunciaron palabras, sólo decreto.

Para los sistemas informativos de la radio y la televisión cubanas ha quedado prohibido el acceso al sitio web de Yahoo, y a todas sus extensiones.

Enviada a cada uno de los departamentos informativos con la firma del presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), ya con la aplicación de la nueva orden, la comunicación oficial fue leída con pesimismo en los telecentros y emisoras territoriales y con el desencanto que supone para los periodistas una nueva limitación en el ejercicio no sólo de la profesión, sino de la libertad individual.

La urna perpetua

Con las increíbles excusas de que el ancho de banda disponible no puede ofrecer calidad en el servicio, que el sitio Yahoo no está relacionado con la satisfacción de las peticiones orientadas a los servicios informativos, y que dicha dirección web interfiere en gran medida con la actividad profesional del ICRT, la nueva decisión se integra a las intensas y coercitivas medidas que se están implementando en el país y que tienen como resultado un acceso cada día más restricto y "ordenado" a los servicios informáticos.

Semanas antes, como respuesta a conflictos entre las instancias del poder, el Instituto había comunicado un nuevo procedimiento para que personalidades de la cultura pudiesen ser invitadas o entrevistadas en los programas de radio y televisión.

De hecho, se orientó revisar y valorar el contenido de aquellos espacios dedicados a entrevistas y de inmediato decidir si en verdad cumplían o no con el contenido social para los que fueron creados.

Con la aplicación de esta nueva limitación en los mínimos servicios de internet, se complementan sospechas de que próximas y más severas medidas podrían ser aplicadas en el seno de los medios de prensa oficialistas.

Aunque en la nota ya mencionada se deja claro que tal suspensión será transitoria, "hasta tanto exista una mejor disponibilidad del escaso ancho de banda con que se cuenta", se establece como opción que, de tener esa precisada posibilidad, se valoraría si en el futuro ese sitio de internet deberá habilitarse.

En 2003, lo que ahora constituye noticia, conmovió a las redacciones de los periódicos y revistas, todos afiliados al Partido Comunista.

Desde entonces la conectividad de esos órganos a los servicios de internet se vio limitada a dos horas diarias por periodista y aún se considera indisciplina grave el uso de ese tiempo para razones y cuestiones personales. Incluso, sitios web de medios de prensa no muy afines con la política del país integran la misma lista a la que ahora se ha sumado Yahoo. Cuando se intenta acceder a la dirección web, el solicitante recibe con precisa inmediatez un cintillo comunicativo que expresa la fiel realidad: "Acceso Prohibido".

Esta nueva disposición no afectará a todos por igual. Los periodistas más "oficiales", aquellos que garantizan las Mesas Redondas nacionales, de Cubavisión, e internacionales, de Telesur, y otros programas priorizados por el Departamento Ideológico del Comité Central, continuarán con sus conexiones de banda ancha y libertad de elección.

Más… de lo mismo

Sin embargo, desde principios de año, en muchos centros universitarios e instituciones del gobierno, el servicio de MSN de Hotmail quedó inaccesible, así como la página principal de dicho sitio, donde se ofrece un dinámico servicio informativo.

La infatigable lucha por mantener el país en una urna informativa, construida desde La Habana y que se acerca al medio siglo de existencia, es continua.

Numerosas cumbres y reuniones internacionales han denunciado las severas violaciones de los derechos de la libertad de prensa y expresión en Cuba y los conflictos políticos y sociales que tal realidad conlleva.

El índice de acceso a internet en la Isla es uno de los más bajos del mundo, comparable con las naciones de la África subsahariana, Haití y Nicaragua.

Desde el año 2004, el gobierno prohibió la existencia de cibercafés. Quien sea descubierto con una conexión ilegal podría ser sometido a penas que oscilan entre 5 y 10 años de privación de libertad, según las normativas del vigente código penal.

La conexión a internet en los medios de prensa en la Isla ocurre gracias a un concepto llamado Conectividad Social, por medio del cual se ofrece el "milagro" de la red mundial a más de 100 entidades en el país, entre las que se encuentran universidades e institutos de investigación científica. Además, prioriza la comunicación entre los familiares de los médicos que prestan colaboración en el exterior.

Muchas veces, esa propia fuente de conexión sólo permite el acceso a páginas nacionales, la famosa "Intranet", en la que se puede tener acceso principalmente a sitios del gobierno que divulgan los "avances" substanciales del régimen.

A todas luces, el gran miedo de internet se hace más visible. El gobierno, enemigo del libre acceso a la información, combatirá ahora desde los puestos y los escritorios de aquellos que tienen que hacer el testimonio de lo que no existe, con una pluma que escribe mal y con unas letras que nunca más podrán acceder a los servicios benditos que para los restantes y libres periodistas del mundo seguirá ofreciendo Yahoo.