Actualizado: 07/12/2022 17:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Música

«¿Nos vemos en Miami?»

De nuevo en el sur de la Florida. Entrevista a Boris Larramendi, integrante de la banda Habana Abierta.

Enviar Imprimir

Cuentan de un balsero que al llegar a las costas de la Florida no preguntó dónde se comía ni se dormía, sino dónde estaba el teatro en el que daría su único concierto en Miami el grupo Habana Abierta. Así podría comenzar una leyenda urbana miamense, no totalmente reñida con la verdad: conozco gente dispuesta a hacer un esfuerzo casi comparable con tal de ver al que es su grupo favorito.

Esta historia puede tener dos finales, uno feliz y otro irónico: en el primero, el interlocutor del balsero le informa que justamente le sobra una entrada, para luego invitarlo a ir esa noche al concierto. En el segundo, al balsero lo consideran enloquecido por el sol del Estrecho, para luego discutir qué cosa es eso de Habana Abierta: el nombre pretendidamente gracioso de un nuevo trago que quiere competir con el Cubalibre, o un seudónimo un tanto optimista de Miami.

Lo curioso es que ambos finales son factibles, porque la carrera de Habana Abierta, grupo de músicos cubanos afincados desde hace más de una década en Madrid, y con varios discos en su haber, está llena de paradojas.

Por un lado, son capaces de convocar a 10.000 personas a un concierto sin apenas promoción, atraer la devoción de otros miles por su música, inspirar lateralmente una película ( Habana Blues) —que fue éxito de taquilla en España e incluso ganó un premio Goya a la mejor música—, o ser protagonistas de un par de documentales.

Por otro lado, su presencia en los grandes circuitos de la música es casi fantasmal. Su música energética y originalísima, y sus letras divertidas y agudas, difícilmente dejan indiferentes a quienes oyen sus canciones, a condición, claro, de que tengan la oportunidad de escucharlas. Su concepción desprejuiciada y renovadora de la música cubana ha sido imitada en trabajos recientes de músicos de todas partes (empezando por los de la Isla), aunque muchos no sientan la necesidad de reconocerlo.

En el año 2003, los músicos de Habana Abierta se presentaron en Miami, pero el concierto de este sábado 24 de marzo, en el Miami Dade County Auditórium, es una oportunidad única de apreciar un proyecto que ha alcanzado su madurez con la publicación de Boomerang, su más reciente disco, producido por Nat Chediak y Calle 54 Productions para la EMI.

Para hablar del concierto y del estado actual de este proyecto, nos acercamos a Boris Larramendi, autor de Enfermera, Marchen bien o Asere qué volá, entre otros clásicos de ese culto secreto y fervoroso que inspira Habana Abierta desde Sydney a Estocolmo, con especial énfasis en La Habana, Madrid y Miami. Mientras llega el balsero de la leyenda, los dejo con este diálogo. Esperemos que llegue a tiempo.

Tras más de diez años de trabajo en conjunto, ¿cuáles son los principales aportes del proyecto Habana Abierta a la escena musical cubana?

Humildemente, creo que si hay algún aporte especial de Habana Abierta a la música cubana, es haber conseguido fusionar la lírica de los textos y la conciencia crítica (heredadas de la Nueva Trova) con el sabor de la música popular bailable cubana (timba, songo, conga), entreverado con sonoridades y tímbricas del rock, el funk, el hip hop, el jazz y la música brasileña.

Esto, que dicho así parece tan complicado, es muy simple en la realidad cuando se escuchan nuestros discos. Y es que las canciones están compuestas de manera que son fácilmente defendibles, incluso con el acompañamiento de una sola guitarra de palo, por lo que la fusión es algo intrínseco, no el resultado de la alquimia de las máquinas de un estudio, ni de la superposición de géneros musicales.

¿Qué proyectos de músicos cubanos considera más interesantes en estos momentos?

De los proyectos de la escena musical cubana (aparte del trabajo de clásicos como Los Van Van, NG y gente como Carlos Varela, Gerardo Alfonso, Santiago Feliú, Frank Delgado, Pedro Luis Ferrer, en fin…), hay muy novedosos como Interactivo, liderado por Robertico Carcassés, que suma y nuclea el trabajo de gente como Telmary Díaz, William Vivanco, Francis del Río, Yusa, cada uno de los cuales posee una obra individual muy sabrosa. Todo esto acompañado por instrumentistas de la talla de Elmer Ferrer o Carlos Sarduy, por poner sólo dos ejemplos, lo cual se traduce en discos y directos apasionantes y muy creativos.


« Anterior12Siguiente »