Actualizado: 03/07/2020 15:57
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

Evo Morales nacionalizará el gas por decreto cuando asuma el poder

El líder cocalero ya ha dicho que no prevé pagar indemnizaciones a las petroleras, porque no tiene la intención de confiscar sus propiedades.

Enviar Imprimir

El futuro gobierno del cocalero Evo Morales nacionalizará por decreto la propiedad del gas natural de boca de pozo de Bolivia, actualmente en manos de petroleras extranjeras, anunció el miércoles Álvaro García, candidato a vicepresidente, informó Reuters.

"Será por decreto, no mediante ley", dijo a reporteros García, uno de los colaboradores más cercanos de Morales, quien ganó ampliamente las elecciones del domingo pasado y asumiría el gobierno del país el 22 de enero.

Morales cumplirá de ese modo, y con carácter de urgencia, su promesa electoral de nacionalizar los derechos sobre los hidrocarburos, como parte de una política de recuperación de la propiedad estatal sobre todos los recursos naturales, sostuvo García.

El dirigente, que habló con la prensa al término de una reunión del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Morales, dijo que el decreto ya está en elaboración y se ajustará a las disposiciones de una ley de hidrocarburos resistida por las transnacionales y vigente desde mayo.

Esa ley no será modificada, "será aplicada", agregó.

En la reunión, García había anunciado que el gobierno de Morales atenderá la nacionalización de los hidrocarburos como tema principal después de resolver la convocatoria a elección de una asamblea constituyente.

También en ese encuentro, el jefe del equipo económico del MAS, Carlos Villegas —señalado en diversos medios como posible ministro—, indicó que la nacionalización consistirá básicamente en "recuperar la propiedad estatal de los hidrocarburos".

El mismo Morales declaró el martes que no prevé pagar indemnizaciones a las petroleras, porque no tiene la intención de confiscar sus propiedades en Bolivia.

Los representantes del futuro gobierno boliviano no dieron más detalles sobre la nacionalización y no hubo una reacción inmediata de las petroleras que operan en el país, entre ellas Repsol-YPF, de España, y Petrobras, de Brasil.

La demanda de nacionalización de la industria energética, que está centrada en los negocios de gas natural, fue el eje de las violentas protestas sociales que en los dos últimos años provocaron la caída de dos presidentes bolivianos.

La ley petrolera, que rigió hasta mayo pasado, establecía que los hidrocarburos pasaban a propiedad de las compañías que los extraían del subsuelo, lo que implicaba que quedaba también en manos de las transnacionales la cadena de procesamiento, transporte y comercialización.

La nueva ley, que aumentó los impuestos y declaró de propiedad estatal los hidrocarburos explotados o por explotar, todavía no ha sido aplicada en lo relacionado con el régimen de propiedad, pues está pendiente la modificación de los contratos con las petroleras.

Actualmente está abierto un período de negociación amistosa entre el gobierno y las petroleras, que estas últimas ampliaron voluntariamente hasta el 30 de junio.

Bolivia tiene una reserva de 48,7 billones de pies cúbicos de gas natural, la segunda en Sudamérica después de Venezuela.

Evo Morales alcanzaba este miércoles el 54,17% de los sufragios, cuando la Corte Nacional Electoral (CNE) llevaba escrutados el 78,95% de los votos emitidos en los comicios del domingo. La cantidad es suficiente para ser declarado presidente electo de Bolivia.