Actualizado: 15/10/2021 16:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

relaciones Venezuela-irán

Hugo Chávez y Mahmoud Ahmadinejad fortalecen su alianza

Irán quiere integrarse como país observador al ALBA.

Enviar Imprimir

Los presidentes de Irán y Venezuela lanzaron el lunes la edificación de una planta petroquímica conjunta, fortaleciendo el "eje de la unidad" entre ambas naciones petrolíferas y habituales críticas de Estados Unidos, informó Reuters.

El venezolano Hugo Chávez y el iraní Mahmoud Ahmadinejad también firmaron una serie de acuerdos para ampliar su cooperación económica, que van desde la instalación de una fábrica de leche en Venezuela hasta la creación de una firma petrolera.

"Los dos países vencerán unidos al imperialismo de Norteamérica", dijo Chávez en una conferencia de prensa durante su visita oficial a la república islámica, catalogada por Estados Unidos como parte del "eje del mal".

"Cuando vengo a Irán, Washington se disgusta", sostuvo Chávez.

Ambos mandatarios, cuyas naciones son miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), participaron en una ceremonia por el inicio de la construcción de una planta de metanol —con una capacidad anual de 1,65 millones de toneladas— en la costa iraní del Golfo Pérsico.

"Irán y Venezuela, el eje de la unidad", decía uno de los muchos carteles oficiales en el lugar cercano a la ciudad portuaria de Assalouyeh, que mostraban fotografías de los dos líderes abrazándose y estrechando sus manos.

Ahmadinejad, quien llegó al poder hacer dos años con la promesa de revivir los valores de la Revolución Islámica de 1979, dijo que el evento servía como un paso para estrechar los lazos "de hermandad" entre las dos "naciones revolucionarias".

"Esta es la unidad del Golfo Pérsico y el Mar Caribe", sostuvo Chávez.

Funcionarios iraníes precisaron que una segunda planta de metanol sería edificada en Venezuela. El costo de cada una ascenderá a entre 650 millones y 700 millones de dólares y su construcción se prolongará por cuatro años.

El plan ayudaría a Irán a ingresar al mercado latinoamericano, mientras que Venezuela se acercará a compradores en la India y Pakistán.

La semana pasada, las dos gigantes petroleras estadounidenses, Exxon Mobil y ConocoPhillips, decidieron salir de Venezuela tras no lograr un acuerdo con el gobierno sobre la estatización de los proyectos de crudo pesado en la Franja Petrolífera del Orinoco.

Chávez, quien busca forjar una alianza de países con ideas izquierdistas para contrarrestar las políticas estadounidenses, llegó el sábado a Teherán después de visitar Rusia y Biolorrusia.

El gobierno iraní informó el domingo en su página web que Teherán pretende unirse a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) que impulsan Caracas y La Habana en contraposición al Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) propuesta por Estados Unidos.

Chávez acogió con agrado la adhesión, como observador, de Irán al ALBA.

"La cooperación entre países independientes como Irán y Venezuela tendrá un papel eficaz en la derrota del imperialismo", dijo Chávez, según Europa Press.

El presidente venezolano se entrevistó también en irán con el guía supremo de ese país, el ayatolá Alí Jamenei, quien afirmó que "Estados Unidos es incapaz de perjudicar a Irán y Venezuela".

"La magnitud de Estados Unidos se ha deteriorado y debe enfrentar numerosos problemas", agregó Jamenei, según la televisión estatal iraní, informó la AFP.