Actualizado: 25/10/2021 18:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Argentina

Kirchner releva al ministro de Economía y avisa que profundizará los cambios

Un sector de la prensa opina que el presidente está ejecutando un giro a la izquierda.

Enviar Imprimir

Horas después de conmover al país con un cambio de ministros que incluyó el relevo del influyente titular de Economía, Roberto Lavagna, el presidente Néstor Kirchner dijo que con el nuevo gabinete "profundizará los cambios" pendientes en Argentina, informó AP.

Un sector de la prensa local interpretó el martes las modificaciones como un "giro a la izquierda" del presidente.

Kirchner pronunció un breve discurso el lunes por la noche durante una ceremonia oficial, mientras los mercados y la opinión pública seguían bajo el impacto del alejamiento de Lavagna, figura clave en la recuperación de la economía argentina en los últimos tres años.

"Vamos a construir una base social absolutamente diferente. Es el Estado el que tiene que aparecer con su rol promotor, dignificador. El resultado de las últimas elecciones nos ha comprometido a seguir profundizando el cambio en la Argentina y seguir metiéndonos en los temas más candentes", dijo el presidente.

Kirchner aludió a las elecciones legislativas del 23 de octubre, de las que su gobierno salió considerablemente fortalecido. A partir de esos comicios, interpretados como una ratificación de confianza de la población, el presidente parece querer imprimir a su administración un curso más volcado a enfrentar las profundas desigualdades y problemas sociales que provocó la pasada recesión.

Algunos observadores estiman que uno de los factores que llevaron al reemplazo de Lavagna fue su renuencia a respaldar medidas para modificar más rápidamente la redistribución de ingresos, por temor a que afectaran la estabilidad económica lograda.

Su sucesora, Felisa Miceli, ex discípula y colaboradora de Lavagna, es considerada como mucho más próxima a los planteos de Kirchner en materia de encarar más activamente los problemas del desempleo, la pobreza y la marginación social.

Medios prensa opinan que el presidente ejecuta un giro a la izquierda

El reemplazo de Lavagna llegó acompañado de otros cambios en el Gabinete. Entre ellos, la designación de Jorge Taiana como canciller, y de Nilda Garré al frente del Ministerio de Defensa.

El centenario matutino La Nación interpretó el martes tanto el relevo de Lavagna como las otras modificaciones del Gabinete como "más kirchnerismo, más disciplina interna y corrimiento hacia la izquierda".

El mismo diario dijo que "Washington observa con preocupación la salida de Lavagna. También es visto con preocupación el ascenso a canciller de Taiana y la llegada de Nilda Garré al Ministerio de Defensa".

Garré, actual embajadora en Venezuela y Taiana, que ocupaba la vicecancillería, militaron con Kirchner en la izquierda peronista en la década de los años setenta.

El diario Clarín recordó el papel de Taiana como coordinador de la reciente IV Cumbre de las Américas "en la que no hubo acuerdo con Estados Unidos y los países que impulsan el ALCA. Esa actuación, ¿es también un mensaje sobre la orientación de su futura gestión?".

El diario de negocios Ambito Financiero interpretó los cambios en el gabinete como que "Kirchner asumirá todo el poder. Hay impresión de gabinete más de izquierda".

Este lunes Lavagna, de 63 años, admitió en rueda de prensa que el presidente le había pedido la renuncia para emprender una nueva etapa de gobierno, informó la AFP.

"El presidente me señaló que consideraba que debía comenzar una etapa distinta y la consecuencia lógica era que yo pusiera el cargo a disposición del presidente; y lo hice inmediatamente", dijo el economista, que había llegado al cargo en abril de 2002, durante el gobierno de Eduardo Duhalde (2002-2003).

Lavagna dijo que Kirchner ejerció "el derecho (de pedirle la renuncia) en función de su propio criterio, después de un acto electoral importante", al aludir a las legislativas, en las que el oficialismo se impuso con 40% de los votos.

También admitió que no tuvo una "participación activa" en la última campaña electoral por "un tono elevado que tocaba a un ex presidente (Duhalde)" con el que había trabajado y no podía portarse "indignamente".

Duhalde enfrentó a Kirchner en los comicios pero sus candidatos fueron derrotados en la provincia de Buenos Aires, la más poblada.

Lavagna fue el timonel de la economía tras la gran crisis de 2001 y fue confirmado cuando Kirchner ganó las elecciones presidenciales en 2003.

Comandó la dura renegociación de la deuda en mora por unos 81.800 millones de dólares, con una alta adhesión del 76,15% de acreedores.

Otro éxito de su gestión fue alcanzar un crecimiento acumulado del Producto Interno Bruto (PIB) del 26% desde 2003.

Pero una inflación del 9,8% en lo que va de 2005 había puesto en jaque al gobierno, en un clima enrarecido en el Gabinete, luego de que Lavagna embistió contra el ministro de Planificación, Julio de Vido.

Lavagna había planteado en un acto público sospechas de sobreprecios en licitaciones de obras públicas, área que está bajo la órbita de De Vido, un fiel escudero de Kirchner.

Argentina redujo la pobreza del 53% al 38% desde 2002 y el desempleo del 21% al 11% en ese lapso, pero aún tres millones de personas tienen problemas de trabajo y 15 millones no ganan lo necesario para subsistir.