Actualizado: 29/11/2021 15:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Opinión

Celebración

De centenares de millones de espermatozoides, solamente uno dio en el blanco. Y ese uno, como establece la naturaleza, concibió un ser irrepetible, único

Comentarios Enviar Imprimir

Según lo que sabemos hasta hoy, sólo un espermatozoide logra atravesar el óvulo y, luego de varios procesos biológicos, ya están listos, el óvulo y el espermatozoide digo, para comenzar la fecundación. Se asegura que en una sola emisión de semen un hombre suele expulsar centenares de millones de espermatozoides, pero únicamente unos cientos llegarán al óvulo en la parte superior de las llamadas trompas de Falopio, y de esta legión, como apuntaba antes, nada más uno arribará al destino indicado para crear lo que se denomina el cigoto –también nombrado la célula huevo–, que aunque resulta sólo el inicio para la constitución del embrión, las organizaciones opuestas al aborto mantienen que ya es una vida humana, puesto que será un nuevo individuo, con su propia dotación cromosómica distinta de las de sus padres.

Es decir, que de centenares de millones de espermatozoides, solamente uno dio en el blanco. Y ese uno, como establece la naturaleza, concibió un ser irrepetible, único. Pudo ser otro el espermatozoide que lograra atravesar aquel óvulo, pero fue Ése. También pudo suceder que el adverso ayuntamiento, la cópula que cambiaría el destino de un país, se llevara a cabo en otro momento, en otro día, y el Producto, claro, no hubiese sido el mismo. Pero la cópula fatídica fue ejecutada esa tarde, o esa noche, o esa madrugada, o esa mañana de mala suerte. Si la ventura hubiera estado de nuestra parte, quizás uno de los dos amantes hubiese sentido, en el justo momento, o unos minutos antes, deseos de tomar agua, o de mirar la oscuridad o el amanecer campestre y, así, se hubiera postergado aquel acto sexual al menos unos minutos; unos minutos que hubiesen sido decisivos ―aunque hoy no lo sabríamos― para salvarnos de tanto padecer, tantos embustes, peregrinar tanto. Y que asimismo hubieran salvado tantas vidas a lo largo no sólo de una isla, sino de casi todo un continente. Pero ninguno de los dos amantes sintió sed ni deseos de extasiarse contemplando el paisaje. De modo que se ayuntaron en el instante justo y, de este modo, se hacía firme la condena de más de medio siglo para un pueblo todo.

Hoy se cumplen 84 años de que aquel pertinaz espermatozoide se convirtiera en vida (¿o sería en muerte?).

¿Habrá sido un castigo de Dios? ¿O del diablo? O estas no son más que cuestiones del azar.



Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.