Actualizado: 26/06/2019 9:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Protestas

¿Cuál será la suerte de Cristian González Alfonso?

Un periodista cubano envió las fotos sobre una protesta en un cine de la Isla. Las imágenes le han dado la vuelta al mundo, y hay temores de que esta acción pueda tener repercusiones negativas en su vida profesional o incluso más que eso

Comentarios Enviar Imprimir

Cristian González Alfonso fue un niño más bien retraído, si bien dulce y respetuoso con sus amigos y vecinos. Fuimos vecinos, él vivía en el edificio de enfrente, allá en el reparto Santa Catalina, en Santa Clara.

De cabello rubio y abundante cortado en redondo, Cristian llamaba la atención entre los demás niños del barrio, amén de por su figura delgada y sus ojos intensamente verdes.

Sus padres murieron jóvenes, en el verano de 1993, en uno de los accidentes de tránsito más inusitados de los que yo tenga noticia, en la llamada Autopista Nacional, cuando regresaban de La Habana. Cristian tendría unos diez años entonces, y una hermana de dieciséis. Las abuelas se hicieron cargo de él y de su hermana, y ambos contaron con el amparo de “los vecinos de al lado”; éstos, no sé bien por qué quiero decirlo, de raza negra. Posteriormente, la propia hermana apoyaría al menor. Así, entre estos vaivenes, Cristian creció. En la última conversación que tuvimos él y yo en Cuba —aún conservaba ese halo de la infancia, esa propensión a realizar una reverencia cuando hablaba con una “persona mayor”, y el cabello casi con el mismo corte de la niñez—, hace ya tiempo, supe que era aficionado a la lectura, a las artes y que también se interesaba por las ciencias de la computación y el periodismo. En esta conversación me quedó claro que Cristian González Alfonso, aunque ya era un adolescente, en cierta medida seguía siendo aquel niño que se identificaba por su inocuidad.

Hasta hace veinticuatro horas yo no sabía que Cristian, en la actualidad, trabajaba en el periódico Vanguardia—Órgano Oficial del Partido Comunista de Villa Clara y, ya lo sabemos, el único diario existente en aquella región—, ni mucho menos que había sido él, desde la redacción de Vanguardia, quien descargara en Internet las fotos sobre las recientes protestas en el cine Camilo Cienfuegos, las cuales le han dado la vuelta al mundo. ¿Ingenuidad? ¿Sólo deseos de “hacer algo”, romper con la rutina ambiente? ¿Con toda intención de “perjudicar a la revolución”?

Según las noticias que me llegan, hasta el momento a Cristian sólo le han retirado el acceso a Internet y ha tomado vacaciones —¿o se las habrán hecho tomar?— a ver qué ocurre luego.

¿Todo quedará ahí?



Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.