Actualizado: 16/10/2017 9:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Stonegate Bank, Cuba, Banca

Cuba y su deshielo tropical

El Stonegate Bank comienza a realizar negocios con la Isla, lo que marca el inicio de la efectiva eliminación de las restricciones para Cuba en el uso del dólar, producto del embargo

Comentarios Enviar Imprimir

La banca americana representada por uno de sus más discretos miembros acaba de iniciar negocios con Cuba. Es el Stonegate Bank, con una sucursal en el Doral y otra en Coral Gables. “Portón de piedra”, qué nombre para quien abre puertas, porque las banderas cubana y americana ya aparecen en su flamante tarjeta de crédito ––la primera en la historia Cuba-EEUU–– diciéndole al que la quiera: “Gasten en Cuba y paguen aquí”.

Esto era inédito aun antes de 1959. Por eso llamé al CEO del Banco Stonegate, Dave Saleski, y le hice, a mi juicio, la pregunta más importante de todas: y el diez por ciento de impuesto que desde 2004 el Gobierno cubano le carga al cambio dólar-CUC, ¿cómo lo van a cobrar?

“No lo cobramos”, me dijo Saleski. “Solo facturaremos las usuales tasas de cambio para las divisas en el extranjero”.

Esto es, sencillamente, el inicio de la efectiva eliminación de las restricciones para Cuba en el uso del dólar, producto del embargo.

Instituidas durante la administración Bush en 2004 y derogadas por Barack Obama tres días antes de su viaje a La Habana, los bancos norteamericanos no se habían decidido a cumplirlas por las complejidades de una ley con medio siglo de historia y desmontada poco a poco, a golpe de licencias y decretos presidenciales. Le temían a OFAC. Pero Stonegate dio el paso. “Y un negocio privado en Cuba, ¿puede tener un Punto de Venta (POS) con Stonegate Bank?”, le pregunté a Saleski. “No depende de nosotros pero me imagino que sí”, respondió, “porque ya hay más de 100.000 POS en toda Cuba [recuerde que hace ya tiempo allá operan las tarjetas de crédito canadienses y europeas] y estoy convencido de que el gobierno quiere la mayor cantidad posible de POS operando en su territorio”.

Y habrá 155 vuelos comerciales semanales a la isla en breve, y este mes habrá una Cumbre de Negocios USA-Cuba en Nueva Orleans, y ¡salvar a los tiburones! es otro de los aspectos en los que Washington y La Habana son hermanitos conservacionistas, y el Departamento de Salud de Estados Unidos firmó con Cuba un acuerdo de cooperación en ciencia y salud, entre otras cosas porque ese país, tan pequeño y pobre, “ha hecho significativas contribuciones a la salud y a la ciencia, como se demostró en su lucha contra el ébola en África y al convertirse en el primer país en el mundo que eliminó la transmisión del HIV de madre a hijo”, dijo la secretaria de Salud de Estados Unidos, Sylvia Mathews.

Aunque hay a quien todo eso le sabe a hiel. Desde siempre y hasta hoy. Para ellos, Juantorena nunca corrió bien ni Stevenson fue un semidiós olímpico; cuando un equipo cubano competía, le iban al americano y dentro de la “isla esclava” nunca existió un cubano exitoso hasta que desertara o se exiliara. Son los que alegran de que tal vez sea difícil vender tabaco cubano en USA y lamentan cuando Bacardí pierde la pelea por la marca de ron Havana Club. Son, no los que simplemente se refocilan y autocomplacen odiando al gobierno cubano, sino quienes intrínsecamente desprecian y no le desean progreso al cubano por el solo hecho de vivir y trabajar allí. Les amenaza su estatura ideológica, helada en el aire acondicionado de Miami. Son los que repiten lo mismo hace 56 años. Los que hacen catarsis eructando política en la prensa, la radio y en la web. Los que siguen peleando la guerra pasada sin haber notado que desde hace algún tiempo suavemente la perdieron.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.