Actualizado: 18/08/2022 7:35
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Exilio, Inmigración

¿Cubanos emigrantes “económicos”?

¿Podríamos decir que son emigrados “económicos” los más de 11 millones de mexicanos que habitan en Estados Unidos?

Comentarios Enviar Imprimir

La dictadura castrista debe sentir un gran regocijo cuando, hoy, ciertos cubanos que se han ido a Miami u otro sitio del planeta dicen de sí mismos que son emigrantes “económicos”. Es decir, como todos los “emigrantes” —no los “refugiados”, “asilados”— son “económicos”, no “políticos”, piensan y dicen ellos. Con esta falacia, desde tiempos inmemoriales nos han querido engañar gobiernos de una y otra latitud y de variadas épocas.

Salvo los aventureros, trotamundos y otros seres muy especiales, nadie abandona su tierra por decisión propia. Todo emigrante que viaja hacia otro país en busca de la subsistencia, el bienestar material de él y de su familia, de sus amigos dejados atrás, es un emigrante “político”. Por la sencillísima razón de que la política de su país —y en ocasiones la política de quienes han colonizado o sojuzgado a su país, como sería el caso de varias naciones africanas— ha funcionado mal. De acuerdo, muy específicamente en el caso de los africanos, y quizás otros, podríamos tomarlos por emigrantes “económicos”, como etiqueta establecida, si no quisiéramos ver la perversidad de diversos mandatarios de aquel continente que han sumido, aún más, a sus territorios en la miseria.

¿Podríamos decir que son emigrados “económicos” los más de 11 millones de mexicanos que habitan en Estados Unidos, o la infinidad de centroamericanos (excepto, sobre todo, los costarricenses) que diariamente se juegan la vida, y veces la pierden, intentando un largo viaje para llegar al país del Norte? ¿Hay algún fatalismo, alguna omisión de Dios al crear estas tierras? No. En el caso de México, por ejemplo, tenemos a un país rico, solo que sus gobernantes, desde siempre, lo han empobrecido.

Si tomamos el ejemplo de Centroamérica, vemos que Costa Rica —hacia donde suelen emigrar los nicaragüenses— marca casi cero en lo que se refiere a la emigración ilegal o forzada. Así, cuando comparamos el nivel de vida de este país con el resto de la región —salvo Panamá—, no hay dudas: el resto, El Salvador, Guatemala, Honduras, son países de acentuada miseria. Padecen una economía hundida, no por la gracia de Dios, sino de los gobernantes que en ellos han sido, por los oligarcas que, por medio de estos, han medrado en alto monto descuerando a las multitudes empobrecidas. ¿O alguien ha visto que un emigrante “económico” sea un hombre rico? No. Los emigrantes “económicos” son los pobres. La causa primera de que estos emigren es la injusticia social. Y la injusticia social, ¿quién lo duda?, es resultado de una política injusta.

En el caso de la Cuba actual, los emigrantes son doblemente “políticos”: 1) la dictadura que rige aquel país ha enterrado a su población en un estado de precariedad que jamás había conocido la Isla. 2) el pánico instaurado, las limitaciones para el desarrollo de la individualidad, establecido por un régimen totalitario, han llevado a sus habitantes a una pobreza espiritual sin precedentes.

Elemental: la pobreza material y espiritual existente en Cuba, ha hecho que más de dos millones de isleños busquen otras tierras para sobrevivir, o bienvivir si es posible. Todo esto, aparte de quienes sí han padecido cárcel, tortura y discriminación antes de poder abandonar su tierra, básicamente hacia Estados Unidos.

Pero ahora, de pronto, muchos de los emigrados de la Isla, hacia Estados Unidos, sobre todo, de las últimas “generaciones” se autodenominan “económicos”. Qué raro. Se fueron de allá, huyéndole a una política (a una política) que les prohibía la libre expresión, el acceso al arte libre, a la internet, a la carencia de la confrontación de opiniones —y sí, además, en busca de un yogur de manzana y un bisté, carencia también a cargo del régimen que padecieron— …en fin, en pos del mundo real, y libre… Y ahora no son “políticos”, son “económicos”.

¿Será que con esta definición piensan que pueden volver, las veces que quieran, a Cuba sin enfrentar el reproche de la dictadura por haberle achacado a ella su tragedia? ¿Piensan que así se deslindan de los que sí se declaran emigrados “políticos”, incluidos aquellos que antes en Cuba sufrieron en las celdas del castrismo, y de esta forma, ellos, los “económicos”, tendrán abiertas las puertas del regreso que otros no tienen?

Es falso, como han querido hacernos creer los caudillos, que todos los hombres nacieron para ser patriotas. Es falso. ¿Pero un mínimo de decoro, al menos, no resulta imprescindible?


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.