Actualizado: 16/11/2018 9:59
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Senel Paz, Eliseo Alberto, “Lichi”

Curiosa manera de recordar a un amigo

En el No. 5 de La Gaceta de Cuba (septiembre-octubre, 2011), el escritor Senel Paz le dedicó una página completa al recientemente fallecido escritor cubano Eliseo Alberto, conocido entre sus amigos como Lichi

Comentarios Enviar Imprimir

En el No. 5 de La Gaceta de Cuba (septiembre-octubre, 2011), el escritor Senel Paz le dedicó una página completa al recientemente fallecido escritor cubano Eliseo Alberto, conocido entre sus amigos como Lichi. En el artículo, hecho como a empujones, como si lo escribiera por encargo, Senel se cuida muy bien de no entrar en aguas turbulentas, y solo hace referencia a su amistad con Lichi en la Universidad de La Habana y a sus andanzas de jóvenes escritores en esos primeros años. Alardea de la amistad que los unió. En un momento dice: “Nadie era su mejor amigo porque tenía demasiados, quería a demasiada gente y demasiada gente lo quería a él, gente que lo conoció de toda una vida o con las que apenas compartió unas horas porque para él existía, como para los personajes de su “Esther en ninguna (sic) parte”, la amistad a primera vista”. Pero en su intento de demostrar su conocimiento de la obra de su, para él, entrañable amigo, equivoca el título de la novela que es, en realidad, Esther en alguna parte, un detalle sin importancia, quizás piense el autor de En el cielo con cenizas y diamantes, perdón, quiero decir, En el cielo con diamantes.

Más adelante continúa: “Yo fui uno de tantos, pero así y todo me da gusto de que en La Habana, cuando se busca o se precisa de un amigo de Lichi, la gente piense en mí”. Hasta ahora, ni una sola palabra sobre el ganador del primer Premio Alfaguara compartido con Sergio Ramírez, con su novela Caracol Beach. Por supuesto, nada de su prestigiosa carrera como novelista, guionista, periodista y, mucho menos, la mención de su libro Informe contra mí mismo ─que, dicho sea de paso, circuló clandestinamente por toda la Isla─, una contundente, sincera y desgarradora crítica a un proceso en el que tantos creyeron, uno de ellos, Lichi, de ahí la tristeza tan profunda que recorre todas las páginas del libro.

Ya al final Paz se pone osado y se refiere, de pasadita, al tema de la política: “Lo más desconcertante de su trayectoria fue la política. A mi gusto fue un pésimo disidente, un pésimo militante comunista, un pésimo hombre con dudas”.

Curiosa manera, pienso yo, de recordar a un amigo que, desgraciadamente, ya no le puede responder.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.