Actualizado: 26/06/2019 9:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Represión

Después de 53 años del “proyecto revolucionario”

¿Qué proyecto revolucionario es ese que después de 53 años de implantado tiene a la población sumida en la miseria y la desesperanza?

Comentarios Enviar Imprimir

Recientemente, el órgano oficial del único partido que existe en Cuba, el Granma, publicó un artículo donde acusaba a la oposición dentro de Cuba, ante la inminente visita del Papa, de “crear un clima turbulento, donde abunde el mito del abuso y se dé la idea de un pueblo reprimido” y de “querer presionar a Benedicto XVI para que se pronuncie contra nuestro proyecto revolucionario”.

¿Qué proyecto revolucionario es ese que después de 53 años de estar aplicándose tiene a la población sumida en la miseria y la desesperanza?

¿Qué proyecto revolucionario es ese que ha degenerado en que la mayor ilusión de sus ciudadanos sea la de emigrar de su país de origen?

¿Qué proyecto revolucionario es ese que destruyó la floreciente economía cubana de los años cincuenta y ha llevado a todo un país a los niveles más bajos de desarrollo y bienestar del planeta?

¿Por qué un grupúsculo de personas en el poder, que no llegan al 0.1 % de la población, tiene dominada y sometida a la esclavitud al otro 99.9 % de la población?

Ningún hombre tiene el derecho de esclavizar a otro hombre. Ningún pequeño grupo de poder tiene el derecho de esclavizar a todo un pueblo y atemorizarlo bajo el uso de la violencia y la acción de sus fuerzas represivas, las que en su mayoría son dignas de lástima, porque están sometidas igualmente a la esclavitud y a la miseria.

¿Qué derecho tuvo un simulador y mentiroso de secuestrar la Revolución Cubana y convertirla en su finca privada?, ¿qué derecho tuvo de traicionar a los que murieron en la lucha por la liberación de la dictadura de Batista y a los que sobrevivieron, e imponerles su sistema comunista?

¿Qué derecho tiene un clan familiar a imponerle a todo un pueblo su modelo de esclavitud?

¿Qué derecho ostenta un clan familiar para decirle a todo un pueblo cómo tiene que pensar?, ¿qué puede o no puede decir?, ¿qué tipo de literatura puede o no leer?, ¿con quiénes se puede comunicar?

¿Qué derecho se adjudica un clan familiar para imponerle a todo un pueblo qué puede o no puede comer?, ¿cómo puede o no vestirse?, ¿de qué forma puede o no llevar el pelo?, ¿qué preferencia sexual o religiosa debe tener?, ¿qué especie de animales domésticos puede o no criar para alimentarse?

¿Qué derecho se asigna un clan familiar para decidir cuando un ciudadano puede salir o no de su país, y además, cobrarle el equivalente a varios meses de trabajo cuando les permite viajar, y volver a cobrarles el equivalente a varios meses de trabajo si “se pasan del tiempo otorgado”?

¿Qué derecho le asiste a un clan familiar para negar la entrada a su propio país a sus nativos?

¿Qué derecho se atribuye un clan familiar para prohibir a sus ciudadanos que se reúnan, que se asocien o que creen alguna organización del tipo que deseen y con el objetivo que se les venga en ganas?

¿Qué derecho posee un clan familiar para impedirle a los ciudadanos de su país que se ganen la vida con el fruto de su trabajo y de su iniciativa?, ¿para decirle a sus ciudadanos a qué actividad económica se pueden dedicar y a cuales no?, ¿en qué moneda pueden cobrar y en cual no?

¿Qué derecho ha asistido a un clan familiar para cambiar la historia que se enseña en las aulas de un país, a relegar al olvido a patriotas y personajes ilustres anteriores a su “proyecto”, o para afirmar que siguen los mismos principios de nuestro apóstol José Martí?

¿Qué derecho ha validado a un clan familiar para convertir a todo un pueblo en ladrones para poder sobrevivir?

¿Qué derecho ha tenido ese clan familiar para convertir a los cubanos en un pueblo de maleducados?

¿Qué derecho se guarda un clan familiar para discriminar a sus ciudadanos y darle preferencias a los extranjeros en su propio país, aplicando un sistema de apartheid con base a su lugar de nacimiento?

¿Qué derecho le ha dado soporte a un clan familiar para convertir a Cuba en colonia de la Unión Soviética durante décadas, e imponernos el estudio de su idioma, la única opción de ver sus películas, documentales y dibujos animados, y tener que tragarnos una cultura que nada tiene que ver con la idiosincrasia del pueblo cubano?

¿Qué derecho ha tenido ese clan familiar, actuando como gobierno, para desprestigiar, insultar y denostar a sus propios ciudadanos, a los que debería defender, por el hecho de no someterse a sus caprichos?

¿Qué derecho ha validado a ese clan familiar para afirmar que tienen el apoyo de toda la población y para hablar en nombre de todo un pueblo que en 53 años jamás ha tenido la oportunidad de elegir a sus gobernantes, ni de escoger entre otras opciones que no posean el apellido de ese clan familiar?

Pocas veces se recibe en Cuba a personajes de relevancia mundial que atraigan las miradas hacia la Isla desde todos los rincones de este planeta. La pequeña pero valiente oposición cubana tuvo todo el derecho de aprovechar la oportunidad de la visita del Papa para hacerle saber al mundo que Cuba es un pueblo esclavizado, en donde se violan los derechos humanos y existe una dictadura abusadora e inhumana. Pero, que a pesar de eso, también hay cubanos dispuestos a luchar por democratizar a su país y que el mundo sepa que todos los cubanos no somos sumisos ni masoquistas.

He sentido mucha vergüenza cuando, en múltiples ocasiones, amigos mexicanos me han preguntado sobre mi país y me han dicho, con mucha razón, que no entienden cómo es que los cubanos hemos soportado más de 50 años de esclavitud y no hemos hecho nada para sacar del poder al tirano. Muchos de ellos han viajado a la Isla y comprobado por sí mismos la miseria y el miedo del pueblo a expresarse abiertamente. Han regresado con la opinión de que los cubanos somos cobardes o masoquistas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.