Actualizado: 26/11/2020 16:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Chong Chon Gang, Armas, Misiles

El apestoso asunto del Chong Chon Gang

El gobierno de Cuba declara que se trataba de un cargamento de 240 toneladas de “armamento obsoleto”. Conste que, por obsoleto, no deja de ser letal

Comentarios Enviar Imprimir

Con toda razón se ha armado un escándalo con la confiscación de armas ocultas en el carguero Chong Chon Gang. Los países envueltos no son de fiar. Ambos están gobernados por dinastías familiares entronizadas por décadas a expensas de la libertad y los derechos humanos de sus ciudadanos.

El gobierno de Corea del Norte ha sido incapaz de alimentar a su población que, como resultado, padece de constantes hambrunas. Dicho gobierno se da el lujo de financiar con sus ínfimos recursos un programa nuclear que tiene al mundo consternado, dado lo impredecible del carácter del actual gobernante Kim Jong —un heredero de la dinastía fundada por Kim Il Sun, que lo mismo amenaza al mundo con una catástrofe apocalíptica que habla de su admiración por la música de los Beatles o Van Damme.

El otro elemento de la ecuación es nada más y nada menos que el gobierno de Cuba, bajo el aparente mandato de Raúl Castro, siempre obediente a su hermano Fidel, el mismo promotor, asesor y financista de acciones de subversión y apoyo al terrorismo en los cinco continentes y quien, desde la sombra, sigue, si no determinando, aún influyendo en las decisiones más importantes en el ámbito nacional e internacional.

El gobierno de Cuba es único propietario y armador de todas las naves mercantes con las que cuenta el país, las que ha subarrendado a otras naciones, como desesperada forma de recabar fondos. Por esto podemos asumir que conoce, perfectamente, la ley marítima. Saben que un carguero, aunque este atracado, debe mantener sus sistemas de localización satelital funcionando, y que todo lo que se cargue en un navío para ser transportados entre cualesquiera dos o más puertos ha de aparecer en la declaración de carga, si no es considerado contrabando, de acuerdo a la ley marítima internacional.

Además, el transporte de mercancías peligrosas y contaminantes marinos en buques de alta mar, está regulado en la Convención Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAS) y la Convención Internacional para Prevenir la Contaminación y las catástrofes en los buques. Encabezan esta lista las materias y objetos explosivos.

Afortunadamente, luego de la crisis de los misiles de Octubre de 1962, cuando la irresponsabilidad e irrespeto por la vida de su pueblo, el Dr. Castro declaró —por supuesto, sin contar con nadie— que “prefería que la isla se hundiera en el mar, antes de renunciar a sus principios revolucionarios” poniendo, paso seguido, al mundo al borde de una hecatombe nuclear, se asume que en Cuba no hay armamento nuclear.

El gobierno de Cuba (especifico el gobierno de Cuba para tratar de romper con la mala costumbre de decir “Cuba” cuando se habla de las decisiones o posiciones de la tiranía) declara que se trataba de un cargamento de 240 toneladas de “armamento obsoleto”. Conste que, por obsoleto, no deja de ser letal. Baste decir que con equipos como los decomisados en Panamá, se derribó un avión norteamericano en la década de los 90 durante la guerra de Iraq y que varios países, entre ellos Corea del Norte aún los utilizan.

La Habana, a través de sus agentes de influencia, está tratando de hacer creer que ha habido una descoordinación entre las diferentes ramas del gobierno, y que por ello ha ocurrido este incidente que viola todos los acuerdos y resoluciones de la ONU en cuanto al suministro de equipos bélicos a Corea del Norte. Con ese cuento durmieron al pueblo de Cuba durante décadas, alegando que los horrores y errores en que incurría el sistema, sucedían sin el conocimiento del “Máximo Líder” (como él mismo se bautizó), cuando hasta un párvulo sabía que las decisiones más insignificantes tenían que pasar por su despacho antes de poder llevar a cabo la más simple gestión de cualquier tipo.

Si algo positivo tiene este incidente, es que no importa lo que el gobierno de Cuba o sus alabarderos digan o dejen de decir. Estamos en el principio de un proceso que hasta ahora no se sabe cómo terminará, además de haber demostrado una vez más que no son confiables, que mienten, que hacen trampas y que están dispuestos a hacer y decir lo que sea necesario con tal de mantenerse en el poder a perpetuidad. De igual manera que irrespetan a su pueblo y su derecho a ser libre así mismo se burlan de cuanto código moral ético o internacional se interponga en sus intereses. ¿A Ud. no le parece? A mí sí.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.