Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Cuba, Intelectuales, La denuncia de hoy

“El desmontaje de nuestra historia, cultura e identidad”

Sobre una reunión presidida por el viceministro de Cultura Fernando Rojas

Comentarios Enviar Imprimir

Una nota del periódico Granma (como toda la prensa autorizada en Cuba, en la nómina del régimen) del pasado 7 de enero, da a conocer la celebración, en Villa Clara, de algo que llaman Asamblea de Balance de la Cultura en el territorio.

Villa Clara siempre ha sido un provincia de intelectuales revolucionarios, y sigue siéndolo, según se infiere de la nota del Granma (por cierto, con no pocos gazapos). Me explico: “revolucionarios” según el diccionario de la revolución socialista: amadores de la involución o al menos del estatismo.

Puede que alguno de los intelectuales y creadores presentes en la reunión, si bien con buenos modales, se manifestara en contra de la censura, el olvido que padecen algunos de sus colegas residentes en Cuba o en el extranjero; aun, quién sabe, alguno se interesó por confirmar —de acuerdo con los rumores que le han llegado— si es cierto que las Damas de Blanco reciben golpizas a cada rato por el solo hecho de protestar pacíficamente, llevando como única arma un gladiolo en ristre.

El hecho de que protestaran porque justamente ese día en que se realizaba la Asamblea se había recrudecido la represión —a leña limpia— contra grupos de disidentes (en los cuales militan varios intelectuales, pero estos no “revolucionarios”) no se les puede reclamar: ellos no tienen acceso a la “otra” prensa, carecen de Internet.

Por cierto, tal vez en la reunión reclamaron su derecho a poseer Internet, como cualquier ama de casa de otros lares. Pero si así resultó, no consta en la nota del Granma.

La Asamblea estuvo presidida por el viceministro de Cultura Fernando Rojas, quien, según las noticias que me llegan, había dormido, pasado la noche en la cola el día que repartieron el radicalismo.

Según la información del Granma, en la reunión referida Rojas expresó algo que, en alguna medida, me recordó mis años mozos: “La actual coyuntura resulta muy compleja, atendiendo al esquema neocolonizador que pretenden imponernos desde el exterior, basado en el desmontaje de nuestra historia, cultura e identidad, ante lo cual es necesario trabajar con mucha inteligencia y creatividad”.

Digo que me recordó mis años mozos por ese estilo de no decir nada, y a la par sugerir oscuridad de sobra.

Visto así, me surgen varias preguntas.

¿Quién desmontó “nuestra historia, cultura e identidad” hace ya más de medio siglo?

¿Quién implantó en la Isla, hace más de media centuria, “un esquema neocolonizador”? ¿Quién restringió la cultura cubana a una sola ideología, una sola manera de pensar?, ¿quién implantó la unanimidad?

¿Quién suspendió las fechas patrias, pretirió el 20 de Mayo, la Nochebuena, la santería o el Día de los Reyes Magos?

¿Quién prohibió el psicoanálisis o la lectura de las revistas del corazón o la lotería nacional o los carnavales o el juego de cubilete o las verbenas tradicionales de veneración?

¿Quién degolló algo que caracterizara al cubano desde siempre: la inclinación a disidir?

Por otra parte, uno no se explica cómo el viceministro Rojas advierta que “es necesario trabajar con mucha inteligencia y creatividad”, para no resultar víctimas, se supone, del “esquema neocolonizador que pretenden imponernos desde el exterior”.

No hombre, no hay de qué preocuparse.

La cultura cubana de hoy, la castrista, la excluyente, la que acabó con el chilindrón, el puerquito bien asadito, el café de las tres de la tarde, el béisbol de Grandes Ligas o la lectura de los clásicos con “problemas ideológicos”... es de hierro. No hay quien la tumbe.

Tranquilo, hombre.

Ya verá que no me equivoco.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.