Actualizado: 29/02/2024 16:32
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Represión

Esbirros

Si atendemos a la represión que se ha desatado en Cuba en los últimos meses, podemos asegurar que ya está próximo el parto de esbirros correspondiente

Comentarios Enviar Imprimir

En estas mismas páginas he afirmado que nunca ha sido necesario importar esbirros; no hubo que traerlos del extranjero durante las dictaduras en Argentina, Chile, República Dominicana, o Cuba 1952-59, ni en las extintas Unión Soviética, Rumania o la Alemania nazi. Los esbirros son un producto nacional. Y, como casi todo —lo bueno y lo malo—, surgen cuando la época, digamos, los reclama.

De niño, en el barrio de mi infancia, le pregunté a un boxeador al que admiraba por qué era boxeador. “Uno lo es cuando está en el ring, ya cuando se baja uno es otra cosa”. Mucho tiempo reflexioné sobre esta respuesta y casi llegué a la conclusión que hoy y desde hace tiempo debe ser pan comido para psicólogos y sociólogos: el ser humano promedio reacciona de acuerdo con las circunstancias o el sitio en que esté.

Aquel barrio lo frecuentaban dos policías asesinos de la tiranía anterior a la de Fidel Castro. Eran hombres que no tenían piedad, todos lo sabíamos. Recuerdo sus apellidos, Barroso uno, Montano el otro. Un día, el segundo se acercó a mí, que me hallaba sentado en la acera de una esquina, y me pasó la manó por la cabeza con suma ternura “¿qué pasa, fiñe?”, me dijo mientras me ofrecía unos caramelos de chocolate. Yo acepté los caramelos y sonreí.

La muy manida frase “El poder corrompe” es muy cierta. Pero el Poder también corrompe a quienes se acercan a él, a quienes de una u otra manera —a veces sin que ellos mismos lo sepan a ciencia cierta, sobre todo en el caso de las dictaduras comunistas, que abarcan aun las almas y las mentes— están sirviéndole a aquél hasta sin compartir su ideario o sus fines. Es decir, lo queramos o no, la mayoría de los seres humanos están aptos para ser permeados por el Poder, y se agachan, evaden o hacen cualquier otra pirueta para justificar el consentimiento que prodigan a éste. Y por lo general, finalmente, se suman a la fuerza dominante. El Poder, ya lo sabemos, puede ser un hombre o varios que, en fin, arman una entelequia, en el caso del absolutismo. No resulta fácil, para la mayoría de los humanos, de frente a frente, replicarle a este tipo de Poder. Y es raro asimismo que no se inclinen ante su presencia.

Si atendemos a la represión que se ha desatado en Cuba en los últimos meses, podemos asegurar que ya está próximo el parto de esbirros correspondiente. Localizamos este nacimiento cercano entre los cabecillas de las Brigadas de Respuesta Rápida, de los Comités de Defensa de la Revolución a nivel de cuadra y en ciertos segmentos de la Policía. En el Poder como tal, no; éste no se mete en el asunto, el trabajo sucio se lo deja a sus esbirros.

A cualquier lector le pueden saltar estas preguntas elementales: ¿dónde está la ética de esas personas que, amparadas por el Poder, con impunidad por tanto, golpean a otras?, ¿dónde la hombría de esos varones que golpean a mujeres desarmadas?, ¿qué puede esperar un gobierno de semejantes adeptos? y ¿qué se puede esperar de un gobierno que cuente con semejantes adeptos? Estas preguntas no se las hacen los esbirros ni los gobernantes castristas. Los primeros, no tengamos dudas, van a matar sin piedad llegado el momento. Los segundos, darán a los primeros las órdenes de matar. A ambos los mueven los mismos intereses.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.