Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Cuba, Disidencia, Fariñas

Fariñas y la indigencia bloguera

Una burda falsificación contra Fariñas, ya que ni la Florida ni ningún otro estado de la Unión Americana tiene Departamento de Inmigración y Naturalización, un servicio que constituye una entidad federal

Comentarios Enviar Imprimir

Al filo de las puñaladas en casa de Guillermo Fariñas, la bloguería cubiche se desorbitó con los dimes y diretes ya clásicos en torno a la situación acostumbrada de un disidente revirado contra otro: el anticastrismo farandulero tacha al revirado de agentón y la farándula castrista despacha el revirón como pleito por dinero, visa u otro beneficio.

Este caso de oposición violenta en “reunión ordinaria” de disidentes pacíficos tiene algo de extraordinario: la única prueba documental [foto] es falsa a primera vista, pero blogueros de la bandería castrista se desfogaron así:

  • Manuel Henríquez Lagarde advirtió “el fino detalle de que en Internet circula una carta del Departamento de Inmigración y Naturalización de la Florida donde se informa que a solicitud de Fariñas, niegan la posibilidad de visas migratorias a Estados Unidos a varias personas” (Cambios en Cuba, 27 de noviembre de 2014).
  • Percy Alvarado —agente Fraile— urdió la pregunta retórica: ¿Puede el Coco [Fariñas] desmentir la veracidad del documento donde se dice que él mismo negó ante la SINA y las autoridades de Inmigración de Miami que [José Alberto] Botell no debería ser incluido en el Programa de Refugiados? (Cuba por Siempre, noviembre 28).
  • Yohandry Fontana se montó sobre la bloguería en que Fernando Ravsberg (BBC) afirma: “Una carta de Migración de los EEUU dirigida a Fariñas demuestra que este intercedió para que le negaran la visa a Botell”, para dejar la nota: “Este documento es real, la SINA y Fariñas lo saben” (El blog de Yohandry, 3 de diciembre).

Y así por el estilo, estos blogueros del castrismo ilustran ejemplarmente la idiotez de la amalgama del ciego partidismo y la argumentación, porque:

  • No hay “fino detalle”, sino burda falsificación, ya que ni la Florida ni ningún otro estado de la Unión Americana tiene Departamento de Inmigración y Naturalización. El Servicio de Inmigración y Naturalización (INS, por sus siglas en inglés) es entidad federal.
  • Fariñas puede desmentir fácil “la veracidad del documento” porque se sobrescribió en otro asociado a la División de Corporaciones [como puede apreciarse exactamente debajo del esperpento ortográfico “Departamento (sic) of Inmigration (sic) Miami Florida] del Departamento de Estado de la Florida. Cualquiera puede obtener un documento así en el sitio de la división (http://www.sunbiz.org/)
  • La “carta de Migración” no demuestra nada y ese documento por supuesto que es real [Yohandry se atrevió a colgarlo en su blog], pero es pura superchería.

Filología forense

El número P09000010928 manuscrito en el extremo superior es el número de documento que corresponde —en la División de Corporaciones— a la compañía Oasis Business Services (OBS), constituida el 4 de febrero de 2009, que tiene su sede actual en 2615 Norte Garden Drive, Suite 103, Lake Worth, y se dedica a “cualesquiera negocios legales”.

Más abajo aparecen los datos bancarios, teléfono y fax de la firma Lazarus, que desde 1979 presta servicios de registro y documentación a corporaciones. El margen izquierdo muestra el sello de la oficina regional en Miami de la Secretaría de Estado de la Florida, que acredita que el documento sobre la cual se escribió la “carta de Migración” a Fariñas corresponde a un trámite registrado y aprobado el 9 de noviembre de 2013.

Justamente debajo de otra entidad fantasmagórica: Cuba Bureau, hay una instrucción que reza: “Por favor, imprima esta página y úsela como hoja de presentación”. Henríquez Lagarde, Alvarado, Ravsberg, Fontana y todos los demás que echaron mano a esa página como prueba de que Fariñas intercedió a favor de unos y contra otros en trámites de visado de entrada a EEUU, siguieron la instrucción para presentarnos a todos un caso ejemplar de indigencia bloguera.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.