Actualizado: 15/11/2019 19:53
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Cumbre. Panamá, Disidencia

La cumbre (Panamá) y el abismo (Cuba)

Lo que sobrevendrá, si acaso, es una escaramuza entre los actores del espectáculo de teatro bufo que anunció el exministro de Cultura Abel Prieto

Comentarios Enviar Imprimir

El diario hecho en Cuba 14ymedio, ¿órgano oficial de la disidencia u órgano de la disidencia oficial?, repicó más atinadamente la noticia: “El Foro de la Sociedad Civil en Panamá invita a disidentes cubanos a la Cumbre de las Américas”, que había tomado de la nota del Jeral: “Panamá invita a disidentes cubanos a Cumbre de las Américas”. El Jeral apretaría después con que “confirman nombres de disidentes cubanos para la Cumbre de las Américas”.

Esta cumbre es una reunión de jefes de Estado y Gobierno, que tendrá lugar el 10 y el 11 de abril en el Centro de Convenciones Atrapa como sede principal. Ningún disidente de ningún lugar se asomará por allí, a menos que se cuele.

Los disidentes de Cuba, Venezuela y otros países fueron invitados al Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales, que sesionará el 8 y 9 de abril en el Centro de Convenciones Vasco Núñez de Balboa del hotel El Panamá. Tal y como el Foro de los Jóvenes (8-9 de abril), Foro de Rectores (9-10 de abril) y Foro Empresarial (9-10 de abril), estos “foros paralelos” son lucecitas para escena, pero suena más bonito y da más caché que rectores, empresarios, jóvenes, societarios civiles y actores sociales van a la cumbre.

La contra-cumbre

A la postre, como puntualizó Omar López Montenegro el 27 de marzo por Mira TV, los opositores cubanos van a unos de los foros paralelos para tener presencia mediática, aunque su carnaval allí se acabe antes de arrancar la cumbre de verdura. López Montenegro soltó de pasada que “la Fundación” corre con gastos de opositores solicitantes de ayuda para el viaje.

Entretanto quienes no pueden viajar a Panamá montan, en vez de un foro, una “cumbre paralela”, como informó Europa Press, “en distintas regiones del país [para discutir] el mensaje unido de la sociedad civil a la Cumbre [de las Américas], la Carta Democrática Interamericana, documentos diversos de distintas plataformas de la sociedad civil y sendas propuestas de reforma constitucional y legal”.

Esta tradición opositora se remonta por lo menos a 1999. Ante la IX Cumbre Iberoamericana en La Habana, la disidencia convocó a y dio —discutiendo parecidos papelitos— una contra-cumbre en casa del lugarteniente de Elizardo Sánchez, Moisés Rodríguez, quien hacia 2011 vendría a destaparse como el agente Vladimir de la Seguridad del Estado.

La contra-cumbre de verdura está convocada en Cuba para el 19 de abril en más de 24 mil colegios electorales. Una coalición de diez organizaciones opositoras llamó desde febrero a llamó a convertir estas elecciones parciales en “plebiscito por la libertad y la democracia” mediante tres actos de repudio al gobierno: “no asistiendo a votar, anulando la boleta o dejándola en blanco”. ¿Qué pasará?

El tamborito

Al son de la cumbre se baila la danza mediática de que ya está planteada “la batalla cubana” y Raúl Castro “tiembla de solo pensar que escuchará frente a frente verdades punzantes y directas”.

Lo que sobrevendrá, si acaso, es una escaramuza entre los actores del espectáculo de teatro bufo que anunció el exministro de Cultura Abel Prieto: la sociedad civil y revolucionaria versus la sociedad civil disidente, opositora, cívica y resistente. Por lo demás, este Castro no escucharía nada que antes no su hubiera dicho hasta la saciedad en más de medio siglo de castrismo.

En ocasión de otro jolgorio panameño, la X Cumbre Iberoamericana (17-18 de noviembre de 2000), el otro Castro arribó al hotel Caesar Park y a los diez minutos recibía el informe del general Humberto Francis sobre un conato de atentado, incluyendo que su coordinador, Posada Carriles, paraba en la habitación 310 del apartotel Coral Suites, llamaba por el celular 620-4335 y se trasladaba en un Mitsubishi Lancer rojo que manejaba el negro panameño Pepe Hurtado. A las tres horas, Posada Carriles fue arrestado.

Así que es mera calistenia que este Castro mande hoy a prender a un artista posaúrico porquerizo, denegar pasaporte a unos cuantos y reprimir de cualquier modo a otros más. Sin alzados ni infiltrados, ¿a qué otra cosa podría dedicarse el aparato de seguridad y represión de la dictadura para que no cunda el desempleo?

Además, Yoani hace su periódico, Berta Soler da un acto de repudio dentro y una conferencia fuera, Cuesta Morúa expone su metatranca democrático-participativa, Fariñas dice lo que le venga en ganas y así por el estilo. ¿Cuál sería entonces la conexión entre estas y aquellas víctimas de la represión?

Al parecer sería que el pueblo cubano jamás se lanzará a seguirlos en masa, simplemente porque jamás han pasado de ser víctimas y jamás han buscado cómo ganárselo. A todos ellos viene como mocha al cogollo aquella observación que, hacia el otoño de 1965, el comandante Alberto Mora Becerra hizo al diplomático y laureado escritor Guillermo Cabrera Infante en su albur de arranque hacia el exilio y la disidencia. Frente al temor de que la dictadura impidiera su regreso a Bélgica, el propio GCI cuenta en sus memorias Mapa dibujado por un espía (Galaxia Gutenberg, 2013) que Mora Becerra repuso: “Tú no eres un enemigo importante. Ni siquiera eres un enemigo sin importancia”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.