Actualizado: 20/10/2021 13:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Opinión

La X Semana Social Católica en Cuba y el desafío del momento actual

Los autores abogan por soluciones constructivas y pacificas, sin cataclismos

Comentarios Enviar Imprimir

La Iglesia Católica de Cuba se prepara para una nueva edición de su más importante cita sobre temas sociales. Del 16 al 20 de junio se celebrará, en la Arquidiócesis de La Habana, la X Semana Social Católica. En esta ocasión, el evento tendrá el lema: testigos de la esperanza y promotores de paz, y el objetivo de promover un espíritu encaminado al encuentro, al diálogo y al consenso entre cubanos.

La X Semana Social Católica Cubana tendrá lugar en un contexto signado por una crisis económica aguda, expectativas de profundas reformas para mejorar la situación cubana, y el desencuentro entre diversos segmentos de la nación. Esta última realidad, cargada por una retorica de alianzas y enemistades, posee características que la convierte en un obstáculo, para marchar hacia una solución protagonizada por todos. En los sectores enfrentados parece primar la preferencia por posturas maximalistas, la contención, el odio, y la incapacidad de promover compromisos y diálogos.

En el plano internacional, las medidas de aislamiento contra Cuba, denunciadas como “inmorales y contraproducentes” por el Papa Juan Pablo II son cada vez más cuestionadas por las comunidades cubanas de la diáspora y múltiples actores de la comunidad internacional.

Desde esa premisa, el dialogo entre cubanos alienta la esperanza de que todos los gobiernos, empezando por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, escuchen el clamor de que Cuba se abra al mundo, y que este se abra a Cuba, facilitando el entendimiento entre todos los cubanos.

Ante esta realidad, la convocatoria a la X Semana Social Católica se ha planteado practicar el diálogo y presentar argumentos desde la razón y el amor patriótico, para ayudar al país a encaminarse por senderos de encuentro, progreso y reconciliación.

Entre las cuestiones a tratar se encuentran: el Estado laico, sobre lo cual discurrirá monseñor Dominique Mamberti, secretario del Vaticano para las relaciones con los Estados; los importantes temas presentados por el papa Benedicto XVI en su Carta Encíclica Caritas in veritate, la cuestión del diálogo entre cubanos; el desempeño de la Iglesia en los espacios públicos; la economía cubana y la reconciliación entre nacionales. También se analizará cómo integrar en el quehacer pastoral todos los desafíos que emanen de la reflexión compartida.

En esta ocasión, la Semana Social no será un evento únicamente de católicos residentes en el país. Las investigaciones y los diálogos, se compartirán con especialistas cubanos no católicos, que viven tanto en la Isla como en el extranjero.

Los organizadores pretenden que la reunión pueda contribuir a que toda la Iglesia Católica en Cuba se incorpore a la gestión que hoy realiza el cardenal Jaime Ortega Alamino, arzobispo de La Habana, junto a un grupo de colaboradores, dirigida a mediar entre cubanos y a facilitar las actitudes positivas, el encuentro y la confianza.

Este desempeño, tan necesario para el bien de Cuba, es cuestionado por algunos nacionales, ya sean afines a la Revolución o contrarios a la misma. No obstante, es necesario destacar que, hasta ahora, quienes han atacado esta gestión de manera pública y beligerante, son actores que se presentan como opuestos al gobierno de la Isla.

Dicha gestión mediadora y facilitadora de soluciones en las que todos los cubanos ganen en libertad y bienestar, llama a tomar acción, no a partir de posiciones ideológicas sino en la fractura más significativa entre cubanos, la que los divide en dos partes: quienes —pensando de maneras diferentes— están dispuestos al diálogo y a la conciliación como forma de manejar las diferencias, y quienes —también pensando de maneras diferentes— optan por reforzar la enemistad, exacerbar los conflictos y soñar con victorias totales.

La X Semana Social Católica, por supuesto, estimulará el primer camino, con todos y para todos los cubanos, promoviendo la esperanza de aperturas mutuas, con soluciones constructivas y pacificas, sin cataclismos.



Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.