Actualizado: 16/10/2017 9:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Panel de opinión

Respuesta de Manuel Díaz Martínez

Comentarios Enviar Imprimir

1) ¿Cree usted que sería posible que en Cuba el descontento existente llegara a expresarse de la misma manera, mediante manifestaciones y revueltas populares a favor de la democracia y de un cambio de Gobierno?

Con los problemas estructurales y los vicios de toda índole que lastran al país desde hace medio siglo, propios de la naturaleza autocrática y totalitaria del régimen, y hoy agravados al extremo de que el castrismo ha tenido que tragarse sus mantras e iniciar una harapienta NEP de mercadillo que prolongará la agonía nacional, en Cuba hay razones de sobra para una rebelión callejera más virulenta que las de Túnez y Egipto. Que la ira popular estalle en la Isla es solo cuestión de tiempo —a pesar del sofisticado aparato coercitivo de la dictadura, lo único que funciona bien allí— si el régimen no está dispuesto a inmolarse y por lo mismo no acomete las reformas indispensables para transformar el gulag en un Estado con garantías jurídicas y libertades democráticas, en el que el cubano recupere el derecho a ejercer, tanto en lo político como en lo económico, la iniciativa personal, que es el activo básico de una nación.

2) De producirse ese fenómeno en la Isla, ¿cuál considera que sería el papel que asumiría el Ejército cubano?:

A) De incondicionalidad al Gobierno.

B) De mediador en la crisis.

C) A favor de los manifestantes.

D) Se dividiría a favor y en contra del Gobierno.

A estas alturas, no veo al Ejército cubano actuando incondicionalmente a favor del Gobierno en el caso de que se produzca una revuelta popular. Quizás actúe de mediador, como está haciendo el egipcio. Pero me inclino a pensar que se dividirá: del lado del pueblo en rebeldía se situará la mayor parte de la tropa, y, del otro, los oficiales, sobre todo los que integran la nueva clase empresarial, que estarán muy interesados en no perder el pesebre, y, si es posible, en adueñárselo completo.

3) ¿Considera que las reformas que ha emprendido el Gobierno cubano marcan un tiempo de espera dentro del que es improbable una revuelta popular, por muy precaria que sea la situación económica y la vida cotidiana de la mayoría de la población? ¿O son claramente insuficientes y la paciencia de la población puede agotarse y estallar como está ocurriendo en el mundo árabe?

Me cuesta trabajo llamar reforma a legalizar el cuentapropismo en un país en bancarrota, incapaz de garantizar insumos ni créditos suficientes a los nuevos empresarios. Esta patética novedad, acompañada de la desaparición de los subsidios a los alimentos, está ideada para que el empresariado emergente asuma la mano de obra que el Estado ya no puede pagar y alimente las arcas de la dictadura con impuestos abusivos. El plan del raulato me recuerda ese chiste en que Franco arenga a los españoles exclamando: “Estamos abocados al abismo, demos un paso al frente”. Cuando este plan raquítico —acotado y supervisado por la burocracia castrista—, plan que es otra sombra chinesca del régimen para prolongarse la vida, haga evidente su insuficiencia, es probable que veamos en Cuba turbulencias parecidas a las que estremecen ahora a las oligarquías árabes.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.