Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Cuba, Partido, Congreso

¿Se pospone el congreso del Partido?

El próximo congreso lleva dentro el germen del debate —más democrático o más cerrado— y promete dar mucho de qué hablar

Comentarios Enviar Imprimir

Faltan apenas dos semanas para inaugurar el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, pero hay quienes quieren evitarlo. Militantes y ciudadanos, están pidiendo públicamente que se posponga hasta el 24 de julio. Lo que se debatirá o se dejará de debatir —alegan— es demasiado importante para no haberlo consultado antes con la población. En verdad es un congreso del que muchos esperan muchas cosas. Y la realidad cubana es muy diferente a la del congreso anterior en 2011, después de las medidas de Raúl Castro, el deshielo con Estados Unidos y la visita de Barack Obama. Desde alguna parte muy firme se originan y se apoyan estos súbitos reclamos de posposición.

En los seis congresos anteriores, millones de personas debatieron las temáticas, al estilo del socialismo cubano. Esta vez no ha sucedido así: solo unos 130 “especialistas de alta calificación” perfilaron los temas mientras los 1.000 delegados al congreso y 3.500 invitados realizaron propuestas para “enriquecer los documentos”, según un sorprendente editorial de Granma, que se opone a demorar el congreso. El editorial reconoce que “muchos militantes y no militantes” han expresado las mismas “inquietudes” respecto a la ausencia de un debate popular, situación “nada criticable”, celebra Granma, porque “es muestra de democracia y participación”. Estos son hechos sin precedentes en la historia del Partido, donde las discusiones entre sus militantes, en todo caso, nunca fueron debatidas ni resueltas públicamente.

Los hechos sucedieron así: día 27 de marzo; Francisco Rodríguez Cruz, militante del PCC y director de información del periódico Trabajadores en La Habana, le escribe a Raúl Castro en su blog personal una petición titulada Carta abierta a Raúl Castro o Aplazar hasta Julio el VII Congreso del Partido.

Ese mismo 27, ya en horas de la noche, el periódico Granma responde —inicialmente en su edición on line— con el editorial: A menos de un mes del Congreso del Partido, donde explica, justifica y defiende que el congreso se realice sin consulta popular. La súbita reacción del órgano oficial del PCC al blog PaquitoeldeCuba —donde se hizo la petición pública— sorprende a los observadores.

No es hasta el 29 de marzo que empiezan a aparecer las opiniones on line de los lectores sobre el editorial de Granma, en su mayoría defendiendo posponer el congreso. “Este hubiera sido un buen momento para que todo el Pueblo discutiera los documentos y soberanamente tomara las decisiones de su futuro; pero no solo no los va a discutir el Pueblo (sic), sino que ni siquiera los va a discutir la militancia del Partido”, dice uno de ellos.

Muchos lectores pensaran que hablar del Congreso del Partido en Cuba es ocioso. Se equivocan, y sobre todo de éste.

Hay intriga. Francisco Rodríguez Cruz, “Paquito”, es un aguerrido militante comunista y —símbolo de los tiempos— un orgulloso gay. Pertenece al “caucus” LGBT que busca la legalización del matrimonio homosexual en Cuba. Al mismo tiempo, Paquito es un cercano colaborador del CENESEX dirigido por Mariela Castro, militante del Partido, diputada a la Asamblea del Poder Popular en Cuba, pero sobre todo hija de Raúl Castro, Primer Secretario del PCC, quien supervisa los preparativos de dicho VII Congreso y lo presidirá. La atrevida carta abierta en el blog PaquitoeldeCuba, su repercusión en la inusitada respuesta de Granma, la sin precedentes participación on line de muchos lectores coincidiendo con Paquito, tan cercano a Mariela, tan cercana ella a su padre, el primer secretario del PCC, no puede menos que provocar conjeturas.

Y así está el panorama con vistas al VII Congreso. Que se inaugure en quince días o no es una incógnita, al igual de por qué surgió a última hora la petición de posponerlo. Poco importa. El próximo congreso lleva dentro el germen del debate —más democrático o más cerrado— y promete dar mucho de qué hablar, entre otras cosas si es cierto que rehabilitará a Carlos Aldana, Felipe Pérez Roque y Fernando Remírez de Estenoz, como se corre en los pasillos del poder en el Partido.

Jorge Dávila Miguel es columnista de El Nuevo Herald y analista político de CNN en Español

Referencias:


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.