Actualizado: 18/10/2017 20:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Jóvenes, Izquierdismo, La denuncia de hoy

Un congreso singular en La Habana

“La derrota total del imperialismo para alcanzar un mundo de paz y solidaridad”, afirmó el presidente de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas

Comentarios Enviar Imprimir

Existe en este mundo algo que se llama FMJD. Esto significa Federación Mundial de Juventudes Democráticas. Seguramente el lector, como me ocurrió a mí, al leer “Democráticas” sospechó que se trataba de algo relacionado con lo que llaman Izquierda.

Quien pensó así, acertó.

¿Por qué tanto de lo que se vincule o se haya vinculado con esta corriente política, lleva o ha llevado en su nombre esta palabra? Veamos…, desde partidos políticos hasta organizaciones e instituciones de corte semejante a la FMJD, pasando por las ya desaparecidas naciones “democráticas” de Europa del este.

Ese énfasis, en verdad ridículo, de incluir el vocablo antes referido, no es más que eso: el robo de una definición que no les corresponde pero suena bonita; y muy buena para intentar “tupir” a posibles candorosos de por aquí y por allá.

Pero ya casi nadie se lo cree.

Ya, después de tanta orgía de miseria y sangre debida a no pocas “democracias” de “izquierda”, quedan muy pocos incautos en el mundo capaces de asimilar en una sola línea dos conceptos excluyentes por naturaleza.

Pero ellos, en este caso la FMJD, siguen con el mismo cantadito. No se aburren.

Avisa el diario del régimen —destacado y en primera plana—, Granma (como toda la prensa radial, televisiva, digital, elaborada en la Isla, en la nómina de la dictadura) en su edición del 13 de noviembre que allá, en La Habana, se llevó a cabo la XIX Asamblea General de la FMJD. Bueno, como van los caminos, a la Izquierda internacional le van quedando pocos países, de confianza, donde realizar sus eventos.

El presidente de la FMJD es el griego Nicolas Papademetriou, quien, en la clausura del evento, el pasado día 12, dio a conocer acuerdos interesantes.

Por ejemplo: “Nuestra meta sigue siendo la derrota total del imperialismo para alcanzar un mundo de paz y solidaridad”.

Dijo Papademetriou que ellos continúan con esa meta: derrotar totalmente al “imperialismo”. O sea, existe un imperialismo —debe ser el de siempre: EEUU, cuya bandera, luego de medio siglo ausente, ondeaba de nuevo no muy lejos de donde el griego daba filípica— y ellos lo van a derrotar.

Ellos van a derrotar al imperialismo para que entonces exista “un mundo de paz y solidaridad”.

Visto de otra manera: la Izquierda, la excluyente, una de las más fieles adversarias de la paz, el decoro, el libre albedrío, del sentido del Otro, la rijosa, nos traerá la paz cuando al fin logren, ellos, Papademetriou y sus muchachos, degollar al imperialismo de una vez por todas.

Y cuando eso suceda, también florecerá la “solidaridad” entre los hombres.

Es decir, la Izquierda rancia, la discriminadora, la que rechaza a quienes no piensen como sus representantes, la que, paradigma de la “solidaridad”, suele enviar a sus pacíficos contrincantes a las celdas, y aun pasarlos por las armas si es menester… nos traerá la ansiada “solidaridad”.

Afirmó asimismo el presidente de la FMJD en la clausura del evento, según la información del Granma, “que continuarán [los jóvenes de Izquierda] al lado de la juventud, los oprimidos, los pueblos que luchan contra las guerras y la ocupación”.

Esto, claro, no significa que los jóvenes de la radical Izquierda internacional en lo adelante se ocupen de que, por ejemplo, en el caso de Cuba, se establezca la igualdad entre los que no padecen el sarampión leninista y los que —bien sea fingido o natural— sí; entre los apolíticos y los de Izquierda, etcétera.

Mucho menos podemos esperar que la FMJD en lo adelante abogue por la libertad de los jóvenes cubanos “oprimidos”, encarcelados por el castrismo, por el solo hecho de pensar diferente.

Ni debemos suponer que Papademetriou y su camarilla vayan a lanzar al mundo una proclama para que los pueblos que, como el cubano, se encuentran “oprimidos”, “ocupados” por una tiranía impiadosa, remonten vuelo hacia las libertades de todo tipo.

“Reafirmamos nuestro apoyo a la lucha de los estudiantes y obreros —por una educación que se brinde sin costo alguno y por mejores derechos para los trabajadores—”, expresó además el presidente de la FMJD en el acto de clausura.

¿Sabrá él que ahí mismo, en el país en que pronunciaba estas palabras, los estudiantes, desde niños, están sujetos a un expediente que debe estar bien “limpio” en cuanto a la participación en las “actividades revolucionarias”, pues de lo contrario su desarrollo futuro resultará incierto?, ¿estará consciente de que desde los 6 años de edad, los niños, para ir adelante, deben asumir cada amanecer dedicar salves a un asesino de la talla de Ernesto Guevara?

¿No sabrá el señor Papademetriou que los obreros cubanos no tienen representación, libertad alguna, puesto que los Sindicatos se hallan bajo la égida del gobierno, y en la nómina salarial de este?

De acuerdo con la nota que nos ocupa, en esta XIX Asamblea General de la FMJD resultó elegida, como secretaria general de esta organización, la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba (UJC).

Es probable que alguien piense que ante devaneos como el que hemos descrito, resulta estéril, sobrante, invertir neuronas y tiempo para ofrecer una respuesta.

Sin embargo, la historia demuestra que a organizaciones como la FMJD es preciso denunciarlas siempre que sea posible; resulta preferible, para evitar arrepentimientos posteriores.

Ya ven. Así van las cosas.

Vea el artículo de Granma aquí:

http://www.granma.cu/cuba/2015-11-12/reforzar-y-promover-la-unidad-entre-los-jovenes-de-izquierda


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Nicolás Papademetriou (izq.), presidente de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas (FMDJ), entrega a Yuniasky Crespo Baquero (der.), primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba (UJC), una obra plástica para el exgobernante Fidel Castro Ruz, el 11 de noviembre de 2015Foto

Nicolás Papademetriou (izq.), presidente de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas (FMDJ), entrega a Yuniasky Crespo Baquero (der.), primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba (UJC), una obra plástica para el exgobernante Fidel Castro Ruz, el 11 de noviembre de 2015.