Actualizado: 19/05/2018 11:41
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Pensamiento Crítico, Cuba, Castro

Un homenaje en La Habana: Fernando Martínez Heredia

¿Si no fue Fidel Castro el que cerró el Departamento de Filosofía y Pensamiento Crítico, quién lo hizo?

Comentarios Enviar Imprimir

Cuba, 1971. Fernando Martínez Heredia, intelectual, joven y revolucionario, dirige la revista Pensamiento Crítico. A Pensamiento Crítico la clausuran ese mismo año. Estaba adscrita al Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana, que también fue clausurado. La revista había nacido en 1967 durante el alejamiento de la Revolución Cubana de la órbita soviética después de la Crisis de Octubre. Por esa época se buscaban las raíces para una transformación social y nacional cubana en los héroes anticolonialistas de la Guerra de los Diez Años contra España, atenuando así el impacto de la ortodoxia soviética. “Nosotros habríamos sido como ellos, ellos habrían sido como nosotros” era la consigna ideológica de orden mientras los perfiles del generalísimo Máximo Gómez y Antonio Maceo resplandecían en los murales junto al cubano Carlos Baliño, amigo de José Martí en el siglo XIX, y en el XX fundador del partido comunista cubano. Martí en los murales junto a Lenin y Karl Marx.

Martínez Heredia murió el pasado 12 de junio siendo considerado con todo derecho un eminente profesor, ensayista e historiador cubano. Y hace poco, en Casa de las Américas, esa institución que ha brindado a la cultura cubana y latinoamericana tantas luces y al mismo tiempo tantas sombras de las que poco se habla, fue sede de un homenaje a Martínez Heredia. Asistieron antiguos colegas y colaboradores, intelectuales que por la época de Pensamiento Crítico eran pinos nuevos o ya maduros, público en general y también José Millar Barruecos, “Chomi”, quien fuera rector de la Universidad de la Habana durante el nacimiento, auge y muerte de aquella luminosa revista y durante casi 40 años también secretario personal de Fidel Castro.

El propio Martínez Heredia dijo que Pensamiento Crítico había sido cerrada por oscuros intereses; lo publicaron en su último número, junio de 1971[1]: “Casi sería necesario agradecer a nuestros calumniadores la rapidez y abyección con que han producido el ataque. …este texto no es una réplica sino una acusación”, termina diciendo esa suerte de epitafio luego de un texto críptico que no menciona ni sugiere a quién se acusa, ni de qué, pero que grita. La nota tiene el doloroso tono de la desesperación y la impotencia.

Aquella revista nació y creció dentro del lineamiento político cultural de “dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada” y no era más que una ventana al pensamiento revolucionario de izquierdas, aunque plural, no dogmático, que incluso publicaba perspectivas contrarias a las de su línea editorial. Pero dicho lineamiento político cultural no le sirvió de refugio porque ¿quién decide lo que está adentro o afuera?

El encuentro en Casa de las Américas fue emotivo, nostálgico y honroso de la memoria tanto de Martínez Heredia como de aquella revista decapitada en su pujante juventud. Por eso tal vez la asistencia más notoria fue la de “Chomi” Millar, que llegó acompañado de toda una libreta con apuntes de las reuniones con el Departamento de Filosofía, (también cerrado junto a la revista) y algunas de ellas con la presencia de Fidel Castro. “Esta libreta —dijo “Chomi”— tiene casi cincuenta años. Aquí está todo. Eran discusiones fuertes, esto puede dar cosquillas. Yo estoy dispuesto a entregársela a ustedes, junto con la colección completa de Pensamiento Crítico que poseo. Pero quiero que esté abierta al público, no en una biblioteca donde no se consulte (sic). “Sobre el Departamento —agregó “Chomi”— Fidel dijo que era profundamente revolucionario y creador”.

“[…] Ese departamento (de filosofía) fue revolucionario siempre, digno y responsable, con sus características, porque todo eso fue parte de la riqueza en que se fundó un nuevo concepto de universidad”, también dijo Millar.

Una de las asistentes Rebeca Chávez, se refirió a la necesidad de que dichos apuntes fueran publicados y también de que esa imagen de Fidel “fuera reivindicada”, según le lee en una reseña del portal La Ventana[2] de Casa de las Américas.

Fue una reunión de homenaje. Pero a la luz de los hechos de entonces y los aportes de “Chomi” Millar, una pregunta es inevitable. ¿Si no fue Fidel Castro el que cerró el Departamento de Filosofía y Pensamiento Crítico, quién lo hizo? ¿Quién otro o quiénes? “Los calumniadores”, ¿tendrían suficientes credenciales para hacerlo?

El tema no se tocó en el homenaje, ni se tocará después, solo en petit comité. Cuán fieles podemos ser los militantes de la generación del silencio.


[1]http://www.filosofia.org/rev/pcritico.htm

[2]http://laventana.casa.cult.cu/noticias/2017/11/17/fernando-mas-necesario-que-nunca/


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.