Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 12/08/2020 19:20

Cine, Internet, Arte 7

El cine en los tiempos de la pandemia

Ir al cine es una actividad en vías de extinción, pero hoy se puede ver más cine que nunca gracias a la internet

La covid-19 ha logrado, espero que solo de manera transitoria, quitarme uno de mis placeres más grandes: el cine como acto social. Sé que pertenezco a una raza en extinción, pero soy de los que me ilusiono con los estrenos del viernes y entrar a la sala oscura a compartir esa oscuridad junto a un grupo de extraños, aguantando a veces las ganas de ir a orinar por no perderme una secuencia de una película que me gusta.

Es un problema de gusto personal, pues para lo que se estrena hoy en día, estamos mucho mejor servidos por la internet y sus diferentes plataformas. La variedad es mayor, es menos costoso y mucho más cómodo. De hecho, ir al cine se está muriendo, pero hoy se puede ver más cine que nunca gracias a la internet. Estoy consciente de ello. Pero no me acostumbro.

Confieso que veo más películas en la internet que en los cines de la calle, pero generalmente lo uso para revisitar clásicos o películas que me han gustado mucho, o para simplemente relajarme con comedias o películas de acción, mientras más malas mejor. Pero mi columna en esta publicación se ciñe a tratar de buscar cosas interesantes entre los estrenos y comentar una película cada semana o cada dos semanas. Como ahora los cines están cerrados, pues tendré que buscar algo que destacar en el infinito universo virtual.

Mi idea es reseñar alguna película reciente o de estreno preferentemente, de la internet, que resulte de interés y que pueda correr el riesgo de ser obviada. Mi primera incursión, que hice sin mucho entusiasmo, no fue muy fructífera.

Entre películas recientes que no había visto cuando se estrenaron y que habían obtenido premios y nominaciones en festivales y en los óscares, tropecé con The Farewell, una comedia realizada por chinos que residen en el exterior y algunos que se mantienen en China, que le valió el Globo de oro a su actriz estelar, Awkwafina. Dirigida por Lulu Wang, graduada de Boston College, es una comedia ligera que amaga con tragedia pero que se resuelve con algunas sorpresas agradables. Convencional y abusando un poco de clichés y estereotipos, se las arregla para tocar con ligereza, pero con buen tino, temas de identidad y exilio. Lo que piensan los que se van de los que se quedan y los que se quedan de los que se van.

Bombshell es un drama basado en hechos reales recientes, las batallas dentro de Fox News, que libraron varias presentadoras importantes, entre ellas las muy conocidas Megyn Kelly y Gretchen Carlson, para revelar el abuso sexual al cual fueron sometidas por Roger Ailes, el inteligente y poderoso ejecutivo de la televisión americana que ayudó a elevar las campanas electorales de Nixon, George Bush, Trump, Mitch McConnell y Alphonse D’Amato, entre otros. Un hombre con una gran visión acerca de la importancia de la imagen en la política.

Dirigida por Jay Roach, culpable de la saga de Austin Powers, la película se desenvuelve con claridad y ligereza, evita algunos caminos trillados y se apoya en las buenas actuaciones de Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie. Sus peluqueros y cosmetólogos ganaron el Oscar y el Bafta y las actrices recibieron varias nominaciones. Aburrida a veces por predecible, se puede ver si no hay nada mejor.

Pensé que iba a encontrar una joya en Long Day’s Journey Into Night el filme del director chino Bi Gan, cuyo debut con Kaili Blues fue muy promisorio. A pesar de las buenas criticas que suscitó, a mi me pareció una especie de In the Mood for Love del pobre. El argumento trata sobre un hombre que regresa a Kaili doce años después de haberse ido y busca la pista de una mujer a la que amó veinte años atrás y a quien no ha podido olvidar. La trama se complica con giros de film noir, pero para mi el problema es que las secuencias se extienden inútilmente, tratando a veces de tomar o rendir homenaje a diferentes estilos y directores, y lo peor, los actores más que actuar, posan. Las composiciones visuales de cada toma son bellas, pero se ahogan en si misma por exceso de coreografía. Termina siendo larga y sin interés.

Ya en la próxima columna tendré un filme en el cual concentrarme, espero que con más suerte.

The Farewell (EEUU, 2019). Guion y dirección: Lulu Wang. Director de fotografía: Anna Fraquesa Solano. Con: Awkwafina, Shuzhen Zhao y Tzi Ma.

Bombshell (EEUU/Canadá, 2019). Dirección: Jay Roach. Guion: Charles Randolph. Director de fotografía: Barry Ackroyd y Chris Johnson. Con: Charlize Theron, Nicole Kidman, Margot Robbie y John Lithgow.

Long Day’s Journey Into Night (China/Francia, 2018). Guion y dirección: Bi Gan. Director de fotografía: Hung-I Yao. Con: Wei Tang y Jue Hang.

Los tres filmes están disponibles en Amazon Prime Video.

© cubaencuentro

En esta sección

La novela de toda una generación

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 01/05/2020



Futurismo (III)

Waldo Acebo Meireles , Miami | 27/04/2020

Comentarios


Cine desde el sofá de la casa

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 24/04/2020


Demasiada sordidez

Roberto Madrigal , Cincinnati | 24/04/2020

Comentarios


Futurismo (II)

Waldo Acebo Meireles , Miami | 23/04/2020

Comentarios


Futurismo (I)

Waldo Acebo Meireles , Miami | 22/04/2020

Comentarios


Viaje al crematorio ártico

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 17/04/2020


Silbando espero

Roberto Madrigal , Cincinnati | 17/04/2020

Comentarios


Apoteosis del relajo y el lenguaje popular

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 10/04/2020


El mensaje, el mensajero y la redención

Roberto Madrigal , Cincinnati | 10/04/2020

Comentarios


Subir