Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 12/08/2020 19:20

Viruela, Epidemias, Historia

La primera epidemia en América

Diferentes cálculos arrojan que entre 1520 y 1521 el proceso de la conquista y la epidemia provocaron la muerte del 50 % de la población de Tenochtitlan

La historia recoge que la primera epidemia en tierras de América se produjo en 1520 cuando se desató entre los mexicas la viruela lo cual contribuyó en gran medida a la derrota de los aztecas por las tropas de Hernán Cortés. Una sucinta referencia de la misma se encuentra en el Códice Florentino[1], llamado así por conservarse en Florencia, en la Biblioteca Medicea-Laurenciana. Tras el nombre de Códice Florentino se esconde una de las piezas claves para el conocimiento de la cultura mexicana y el proceso de la conquista, es obra de Fray Bernardino de Sahagún: La Historia General de las cosas de la Nueva España.

Esta obra enciclopédica sobre la gente y la cultura del centro de México compilada durante un período de 30 años por el fraile, un misionero franciscano, que llegó a México en 1529, ocho años después de la finalización de la conquista española. El texto del códice está en español y náhuatl, el idioma de los aztecas. Sus 12 libros, ricamente ilustrados por artistas indígenas, cubren la religión y el calendario aztecas, la vida económica y social, la historia y la mitología azteca, el uso de plantas y animales y la conquista española vista desde los ojos de los mexicanos nativos.

En diversas fuentes se menciona que la viruela llegó con las huestes de Pánfilo de Narváez, quien salió de Cuba, mandado por el gobernador de la Isla, Diego Velázquez, para apresar a Hernán Cortés, quien había zarpado de Cuba con la intención de buscar nuevas tierras a nombre del rey de España, pero sin el permiso final del gobernador, por lo que éste armó una segunda expedición para ir en su captura. En esa tripulación, que llegó en 1520 a las playas de Zempoala, Veracruz, también viajaba un esclavo negro, enfermo de viruela, llamado Francisco Erguía, aunque esto último es considerado una leyenda por algunos historiadores.

De mayo a septiembre, la viruela se propagó lentamente a Tepeaca, Tlaxcala y a Tenochtitlán para el otoño de 1520. En ese momento, Cortés regresaba para conquistar la ciudad después de ser expulsado en la llamada ‘Noche Triste’, en la cual sus tropas fueron derrotadas y se vio obligado a huir de la que podemos llamar la capital de los aztecas. Diferentes cálculos arrojan que entre 1520 y 1521 el proceso de la conquista y la epidemia provocaron la muerte del 50 % de la población de Tenochtitlan.

El hecho que la viruela fue importada de Europa está bien establecido, por ejemplo, en el códice mencionado se habla ampliamente sobre las diversas enfermedades[2] que padecían los aztecas y sus curas, pero no se menciona la viruela a la cual los aztecas le llamaron hueyzáhuatl y es solo después de su aparición que establecieron en su mitología un dios relacionado con la enfermedad[3].

En el códice se relata con brevedad, pero dramáticamente los efectos de la epidemia:

Ante que los españoles que estavan en Haxacalla [4] viniesen a conquistar a mexico dio una pestilencia de viruelas en todos los indios en el mes que llaman Tecuílhuitl que es al fin de setiembre desta Pestilencia, murieron muy muchos indios tenían todo el cuerpo, y toda la cara: y todos los miembros tan llenos y lastimados de viruelas que no se podían bullir ni menear de un lugar ni volverse de un lado a otro: y si alguno los meneava dava vozes esta pestilencia mato gentes sin numero muchos murieron de hambre porque no avia quien pudiese hazer comida, los que escaparon desta Pestilencia quedaron con las caras ahoyadas: y algunos los ojos quebrados. Duro la foerza desta Pestilencia sesenta dias, y después que fue afloxando en mexico fue hazia chalco[5] acabado se esta Pestilencia en mexico.[6]

Los aztecas y otros pueblos americanos carecían de los anticuerpos necesarios para ofrecer resistencia a la viruela por ello esta enfermedad causó estragos infligiendo severas pérdidas de vidas humanas; como todo fenómeno de esa magnitud sus consecuencias fueron más allá del sufrimiento de los individuos afectados, contribuyó a la sujeción de esos pueblos y a profundas transformaciones de esas culturas. Es inevitable esperar cambios en una sociedad afectada por un cataclismo de esa trascendencia.


[1] Descripción física: 3 volúmenes (volumen 1, 353 hojas; volumen 2, 375 hojas; volumen 3, 495 hojas): tinta sobre papel; 310 x 212 milímetros.

[2] Historia general de las cosas de la Nueva España por Fray Bernardino de Sahagún: el códice florentino. Libro X: El pueblo, sus virtudes y vicios, y otras naciones. Capítulo veintiocho: de las enfermedades del cuerpo humano y de las medicinas contra ellas. Folio 97.

[3] Libro X capítulo dieciocho que habla del dios llamado xipe totec: que quiere decir desollado. Folio 16.

[4] Haxacala era enemigo de los aztecas actualmente es Puebla de los Ángeles.

[5] Chalco-Atenco fue parte de un complejo altépetl similar a una confederación en el centro de México.

[6] Libro doce. Capitulo 29 dela pestilencia que vino sobre los yndios de viruelas despues que los españoles salieron de mexico. Folio 53.

© cubaencuentro

En esta sección

Futurismo (III)

Waldo Acebo Meireles , Miami | 27/04/2020

Comentarios


Cine desde el sofá de la casa

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 24/04/2020


Demasiada sordidez

Roberto Madrigal , Cincinnati | 24/04/2020

Comentarios


Futurismo (II)

Waldo Acebo Meireles , Miami | 23/04/2020

Comentarios


Futurismo (I)

Waldo Acebo Meireles , Miami | 22/04/2020

Comentarios


Viaje al crematorio ártico

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 17/04/2020


Silbando espero

Roberto Madrigal , Cincinnati | 17/04/2020

Comentarios


Apoteosis del relajo y el lenguaje popular

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 10/04/2020


El mensaje, el mensajero y la redención

Roberto Madrigal , Cincinnati | 10/04/2020

Comentarios


Literatura y reclusión

Carlos Olivares Baró , Ciudad de México | 10/04/2020

Comentarios


Subir