Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 16/08/2019 16:52

Farhadi, Cine, Arte 7

Secretos de aldea

Este filme se vuelve intenso y capta la atención del espectador, pero tiene demasiados trucos

Cualquiera que provenga del mundo hispanoparlante sabe que en las pequeñas aldeas españolas, en las cuales no hay mucho que hacer más allá de trabajar, para los que tengan trabajo, el deporte favorito del pueblo es el chisme, el rumor amigo y enemigo, los sobreentendidos y la especulación sobre lo que se conoce. Eso todos lo saben. El cine español está lleno de esos ejemplos. El cine latinoamericano no se queda atrás.

El extraordinario director iraní Asghar Farhadi, parece que no sabía lo anterior. Ganador de dos óscares a la mejor película en lengua extranjera por A Separation (2011) y The Salesman (2016) así como de varios premios en Cannes y en Berlin, probó suerte en Francia con su filme The Past (2013), pero no hizo un filme francés, sino que filmó en Francia para sentirse libre de la censura de los ayatolas y realizó un filme iraní, ya que el personaje central era un iraní casado con una francesa con la cual tuvo dos hijos y a quienes abandona para regresar a Irán. Era Francia vista con ojos iraníes. Pero ahora ha decidido hacer un filme español en España.

Para escribir y dirigir Everybody Knows (Todos lo saben), vivió en España por un mes o más, y se fascinó con el país. Dado su prestigio, consiguió un reparto de lujo (Javier Bardem. Penélope Cruz, Ricardo Darín, Bárbara Lennie, Elvira Mínguez y Eduard Fernández) y todo el apoyo de la comunidad europea. Sin embargo, el producto en gran parte, es una España vista a través de los ojos de un turista embelesado.

Laura regresa a su pueblo natal en España junto con sus dos hijos, Irene, una audaz quinceañera, y Diego, mucho más joven. Viene a la boda de su hermana y aunque ha venido otras veces, ahora no la acompaña su esposo. Comienzan los preparativos de la víspera de la boda y Laura se rencuentra con familiares y amigos, entre ellos Paco, un antiguo amante. Durante la boda, Irene desaparece y comienza la pesquisa. No quieren llamar a la policía porque los secuestradores le advierten que no lo hagan, y en ese pueblo pequeño, todos lo saben.

Alejandro, el esposo que quedó atrás en Buenos Aires, es notificado y viene inmediatamente. Paco, Laura y Alejandro se dedican a buscar a Irene tratando de no llamar a la policía. Contratan a un expolicía para que les asesore. De repente todos en el pequeño pueblo son sospechosos, incluyendo Alejandro y Paco.

El asunto es que los secuestradores envían el mismo mensaje tanto a Laura como a la esposa de Paco. O sea, que como todos lo saben, quieren involucrar el pasado de Laura y Paco en el chantaje. Como en todo pueblo pequeño, todos saben o imaginan, que a Laura y a su marido les va muy bien económicamente en Argentina, porque en esos villorrios donde solo abunda la miseria, se crean mitos sobre las riquezas de quienes se fueron y nunca han regresado. Además, todos parecen disfrutar de las insinuaciones y sospechas que se desatan en la relación entre Paco y Laura y se especula en silencio sobre un triángulo imaginario. Intrigas provincianas.

Los odios y las envidias entre los pobladores se destapan, el secuestro es un detonante para que exploten todas las emociones que trabajosamente se mantienen calladas y que todos comenten sobre lo que supuestamente todos saben.

El principal problema del filme es que Farhadi se dedica la primera hora a hurgar en las costumbres, a presentar la supuesta placidez y alegría del evento, que todos sabemos será para contrastar con la emocionalmente segunda hora. Al cabo de unos minutos todo se hace previsible, no el desenlace necesariamente, pero el resto del argumento y esa primera hora no tiene más clichés y estereotipos porque no es posible. Farhadi no solo se pudo haber ahorrado media hora, sino que, además, lo que muestra se ha visto en un sinnúmero de filmes españoles, malos y buenos. Es un recorrido por los lugares comunes del cine español y de los videos de turismo.

La película mejora mucho en la segunda hora. El thriller se vuelve intenso y capta la atención del espectador, pero tiene demasiados trucos. Como en todo thriller, trata de despertar sospechas sobre varios personajes para desviarla de los verdaderos culpables, pero en todo thriller que se respete, las cartas están puestas sobre la mesa y las pistas se le ofrecen al espectador disfrazadas en lo obvio. El arte está en hacerlo tan evidente que nadie se da cuenta. En Everybody Knows Farhadi esconde a los responsables, no los hace destacarse en la trama. Son marginales. Puede añadirse que, en un pueblo tan pequeño, es poco creíble que quien único no sabe lo que sucede, es la policía.

Penélope Cruz como Laura, Javier Bardem como Paco y Ricardo Darín como Alejandro, no están mal, pero en realidad, parece que Farhadi solo les exige que actúen como españoles a los dos primeros y como argentino al tercero, lo cual no es muy difícil para ninguno de ellos, porque, como todos lo saben es lo que son.

Farhadi dirige y escribe, como siempre hace. Es responsable de todo lo desastroso y lo poco bueno del filme. La fotografía del gran José Luis Alcaine es muy buena, pero junto con la banda musical, solo se usan para acentuar esa visión de turista entusiasmado que invade el argumento y la realización de Farhadi.

Everybody Knows (España/Francia/Italia, 2018). Guion y dirección: Asghar Farhadi. Director de fotografía: José Luis Alcaine. Con: Javier Bardem, Penélope Cruz, Ricardo Darín, Bárbara Lennie, Eduard Fernández, Elvira Mínguez, Inma Cuesta y Roger Casamajor. De estreno limitado en las ciudades importantes de Estados Unidos.

© cubaencuentro

En esta sección

La guerra en la era de la posverdad

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 03/05/2019


Redención

Roberto Madrigal , Cincinati | 03/05/2019

Comentarios


Réquiem por Casín: entre la nostalgia y la memoria

Francisco Almagro Domínguez , Miami | 30/04/2019

Comentarios


Los avatares del peregrino

Roberto Madrigal , Cincinati | 26/04/2019

Comentarios


Revolucionarios antes de la revolución

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 19/04/2019


60 años de «Kind of Blue»: todo el jazz

Carlos Olivares Baró , Ciudad de México | 19/04/2019

Comentarios


Cinco años de la muerte de Gabo: regresar a Macondo

Carlos Olivares Baró , Ciudad de México | 17/04/2019

Comentarios


¿Quién eres, Lili?

Roberto Madrigal , Cincinati | 12/04/2019

Comentarios


Una mujer radicalmente insumisa

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 05/04/2019


Alberto Cortez, cantar y cantar en la adolorida sucesión del tiempo

Carlos Olivares Baró , Ciudad de México | 05/04/2019

Comentarios


Contra el secuestro de la historia

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 29/03/2019


Subir