Hazte amigo de Cubaencuentro y colabora

  • Registrarse
  • Iniciar sesión

Actualizado: 19/12/2014 15:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Agricultura

La producción agropecuaria cubana en el primer trimestre de 2012

Las últimas cifras de la producción agropecuaria, dadas a conocer por la oficina de estadísticas del Gobierno cubano, muestran un panorama desolador

Comentarios Enviar Imprimir

La producción agropecuaria, con exclusión de la caña de azúcar y patios y parcelas, muestra que hasta marzo ha existido un pobre incremento del 0,9 % con respecto a igual período de 2011, según informó La Oficina Nacional de Estadística (ONE). La agricultura no cañera creció en 9,8 %, mientras la ganadería decreció en -11,6 %.

Los datos basados en el volumen de la producción no deben coincidir con el valor de la producción lograda, desconocidos hasta el momento, pues el valor de una tonelada de un producto, por ejemplo carne de vacuno y cerdo, leche, ajo, tabaco, o papa, es muy superior al de una de boniato, calabaza y otros. Por tanto, es altamente probable que en términos de valor haya habido una sustancial disminución en la caída del valor de la producción total obtenida, teniendo en cuenta que la minoración productiva, salvo excepciones, aconteció en los rubros de superior valor por unidad de volumen. De todas formas estos datos basados en el índice del volumen de la producción agropecuaria brindados por la ONE, demuestran que la agricultura cubana continúa sin avanzar.

En términos específicos, la producción de viandas creció en 5,3 %, pero en ello incidió fundamentalmente el aumento del plátano en 19,1 %, todavía en un proceso de recuperación por los daños ocasionados a las plantaciones por los huracanes de 2008, sin que se hayan restablecido todavía los niveles productivos anteriores a ese año.

Resulta significativo el contínuo decrecimiento de la papa en -1,7v %, lo que indica que esta cosecha será aún peor que la anterior, cuando se alcanzaron 167,3 miles de toneladas con los peores resultados en decenios, incluso por debajo de los logrados durante los peores años del Período Especial. La producción de hortalizas descendió en -4,5 %, con descensos fundamentalmente en tomate de -9,3 %, el ajo de -4,7 % y col, cuya caída se desconoce, aunque hubo incrementos en otros productos tales como pimientos, pepinos y cebolla.

En cuanto a los granos, la producción de maíz decreció en -0,5 %, pero hubo crecimientos en frijol de 20,5 % y en arroz cascara húmedo de 43,1 %. Los cítricos continúan la minoración presente desde hace años, con una disminución de -23,3 %, dentro de ello la naranja dulce de -28,5 %, toronja -11,2 % y el limón -23,4 %. Los frutales crecieron en 3,7 %, con reducción no precisada de la fruta bomba (papaya). El tabaco, producto determinante para la exportación cubana, disminuyó en -1,2 %. El cacao, medido en millones de mazorcas cosechadas, se redujo en -5,0 %.

En la producción pecuaria es donde se aprecian los peores resultados del trimestre, con caídas en la leche de vaca del -8,4 %, entrega a sacrificio (peso en pie) de vacunos de -3,4 %, porcino de -18,5 % y cunícula de -20,1 %. Hubo incrementos en producciones de poca significación como la avícola, caprino, ovino, équido y bufalinos. La producción de huevos continúa estancada con un mediocre crecimiento del 0,9 %, lo cual explica que no se esté prácticamente ofertando este importante alimento en los mercados liberados estatales, donde se comercializaba a 1,50 peso la unidad.

Desafortunadamente, la ONE continúa sin informar sobre la producción de caña de azúcar. No obstante, la zafra azucarera 2011-2012 no se ha comportado como se esperaba, según datos aparecidos en la prensa cubana. Por tanto será difícil alcanzar la exigua meta de 1,45 millón de toneladas de azúcar, aunque se intenta prolongarla en el presente mes de mayo, a pesar de que las condiciones climatológicas no lo aconsejan.

El panorama brindado por estas cifras es desolador, y resulta difícil comprender esta situación teniendo en consideración que desde 2008 se han otorgado en usufructo 1,4 millón de hectáreas de tierra baldías o subexplotadas, aproximadamente el 21,0 % de la superficie agrícola del país, de las cuales estaban en explotación un 70,0 % al cierre de noviembre de 2012, según información oficial.

Esto indica que el proceso de entrega de tierras en usufructo ha marchado inadecuadamente y que demanda una reestructuración para lograr la producción urgentemente necesitada. Resulta indispensable la eliminación de las trabas que frenan el avance productivo en la campiña cubana, mediante el otorgamiento de mayores facultades a los campesinos para comercializar sus productos en función de sus intereses, para lo cual habrá que terminar con el monopolio de acopio. A su vez debe reformularse el proceso de entrega de tierras en usufructo, con la ampliación de los plazos de posesión, el permiso a los campesinos para construir sus viviendas en ellas, y la entrega de mayores extensiones de tierra a aquellos que muestren interés por hacerlas producir, entre otras medidas.

Por otra parte, resulta absurdo que mientras siguen creciendo las importaciones de alimentos debido a la insuficiencia de la producción nacional y el incremento del precio de los alimentos en el mercado internacional, continúen las políticas de restringir los recursos a los campesinos y no permitírseles recibir ayudas desde el exterior directamente, y sin interferencias estatales. A pocos meses de cumplirse cuatro años de la promulgación del Decreto-Ley No. 259 sobre la entrega de tierras ociosas en usufructo, emitido el 10 de julio de 2008, los datos que publica la ONE sobre la producción agropecuaria demuestran fehacientemente el fracaso de esa medida, así como la urgente necesidad de revisar la política agraria, mediante el otorgamiento a los campesinos de mayor libertad y posibilidades de acceso a medios, a fin de que se sientan motivados para que puedan hacer producir la tierra y detener la incesante dependencia alimentaria respecto al exterior.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.