Hazte amigo de Cubaencuentro y colabora

  • Registrarse
  • Iniciar sesión

Actualizado: 23/10/2014 11:05
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Higiene, Salud

SOS por la higiene de mi pueblo Perico

Necesitamos la ayuda del Rey Midas para que descruce los brazos de los dirigentes de turno

Comentarios Enviar Imprimir

Los días se van sucediendo en la vida de cualquier cubano de a pie. La tremenda carga que representa tener que buscar el sustento diario de la familia, agobiados por los desabastecimientos en los mercados y los altos precios que alcanzan los productos de primera necesidad, hacen que gran parte de los ciudadanos ni se percaten de la crisis que amenaza nuestra salud y la de nuestros hijos por la falta de higiene a nuestro alrededor.

Hemos llegado a pensar de esta manera dado el alto índice de materias desechables que a menudo aparecen en cualquier esquina, tanto de sólidos como de aguas putrefactas. Son visibles también muy a menudo despojos o esqueletos corpóreos que pertenecieron a uno que otro ser de la amplia gama de animales domésticos, que ya son permanentes moradores en gran parte de las ciudades cubanas. La imagen que se aprecia no puede tener otra calificación que ¡alarmante!

En los últimos días efectué un recorrido que abarcó diversas áreas de mi Perico, el poblado donde vivo hace ya 23 años, ubicado a la vera de la Carretera Central. La magia de la naturaleza se compadeció de mí y de los vecinos del paraje, ocultando en su casita los incandescentes rayos del astro rey. La intensa brisa provocada por la aproximación de un frente frío, transformaron en agradable el resto de la jornada sabatina.

Pero la madre natura no pudo, por más que quiera, acabar con la deplorable higiene apreciable en varias arterias de este pueblo. Los malos hábitos de higiene urbanística provocados por una parte considerable de los periqueños, quienes no piensan en el daño que nos estamos haciendo cuando los desechos que generamos especialmente dentro de nuestros hogares durante la vorágine del día los tiramos directamente a la calle sin contemplación alguna.

Claro, mirando con detenimiento el escenario comprendo que a dicha sarta de calamidades sociales se unen la indolencia y la falta de responsabilidad, casi visceral, de las autoridades políticas y gubernamentales del territorio. No realizan el menor esfuerzo para devolver otra imagen al entorno y alejar así el posible brote de enfermedades infectocontagiosas que se generan a través de los vectores que encuentran en estos basureros, su hábitat ideal.

Muchos son los pobladores que se preguntan cómo es posible que abunden cuantiosos basureros si a menos de un kilómetro se encuentra ubicado el vertedero municipal. Necesitamos la ayuda del Rey Midas para que descruce los brazos de los dirigentes de turno: los señores Abelardo Zuaznábar Naranjo y Alfredo Blanco.

Mi mirada se entristece doblemente cuando volteo mis ojos hacia las muchas construcciones ruinosas, calles ahuecadas, luminarias encendidas las 24 horas del día, destrucción del casco histórico y una secundaria básica desplomándose ante la indiferente contemplación de muchos.

Recuerdo que en el mes de agosto un ex prisionero político de la conocida causa de los 75, a solo cuatro meses de su excarcelación, estuvo imbuido en una protesta pública frente a la sede del gobierno municipal situado en Calle Martí entre Maceo y González, por los reiterados incumplimientos de dichas autoridades en el mantenimiento diario de los servicios comunales. Ya hoy todo está igual.

No sabemos hasta cuándo continuaremos viviendo bajo este desparpajo que ya se extiende por cincuenta y dos largos años. Aunque nuestro punto de referencia se ubica en Perico, tal situación es apreciable en cualquiera de las cabeceras urbanas de Cuba. Toda la Isla se ha convertido en un gran basural. Aunque hoy he reflejado lo más crítico de mi ciudad, que son por su ubicación: Estación Ferroviaria por calle Bernal; Estación Ferroviaria por calle Línea y Ramón Illa; calles San Juan e Infiesta, al lado de la escuela primaria Ignacio Agramonte; así como calle Martí y Campo de Tiro a menos de trescientos metros del Partido Comunista.

Si tuviéramos la suerte de contar con algún atractivo turístico de seguro el panorama fuera bien distinto. Y es por ello que a través de mis líneas emito a viva voz un sostenido SOS por la higiene de mi Perico querido.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.