Actualizado: 30/03/2017 12:17
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Automóviles, Deportistas, La denuncia de hoy

Veinte carros... ¿Y «Pupy»?

¿Cuántos años debieron “brillar” y portarse bien los 20 premiados?

Comentarios Enviar Imprimir

Allá en La Habana les entregaron un automóvil a 20 destacadas personalidades del deporte.

En ningún lugar del mundo esto es noticia, pero sí en Cuba. Da fe del hecho el diario digital Cubadebate (como toda la prensa autorizada en la Isla, en la nómina salarial del Gobierno) en su edición del pasado 25 de diciembre.

La “ceremonia” de entrega de estos estímulos se llevó a cabo en la Ciudad Deportiva y “abarcó a un amplio número de compañeros con méritos en juegos olímpicos, panamericanos y centroamericanos y del Caribe, protagonistas de una conducta integral”.

“Conducta integral”, dice. O sea, deportistas y entrenadores que además de obtener excelentes resultados en las competencias mencionadas, al participar en estas se comportaron como verdaderos “revolucionarios”, o “comunistas”, que según el régimen cubano viene siendo lo mismo.

Algunos de los premiados son deportistas o entrenadores ya de larga data, “glorias” del deporte cubano que “hicieron destacados aportes que contribuyeron a consolidar el prestigio internacional del país desde esta esfera”.

Personas ya demasiado viejas en mi opinión para que solo ahora les bajen con el otorgamiento de un automóvil.

En la foto principal con que ilustra la información Cubadebate, las personalidades del deporte presentes en el acto se notan como “desalimentadas”, tristonas —desangeladas, dirían en México—. “Un mal trabajo”, dictaminaría un fotorreportero de ley que viese la gráfica en cuestión.

Me resulta imposible no recordar a mi amigo Pupy, un obseso por tener un automóvil, quien aún vive en Cuba y se destacó en competencias de pista y, si bien no llegó a las cimas de los deportistas ahora premiados, fue muy bueno en su disciplina.

Pero bien... quizás Pupy clasifique para la próxima: “llegarán otros momentos de reconocimiento, acorde con el concepto defendido por la Revolución para con quienes hicieron destacados aportes” al deporte patrio, anuncia la nota de Cubadebate.

Veremos. Veremos digo si Pupy “coge cajitas” porque la selección que viene realizando la CNAA (Comisión Nacional de Atención a Atletas) va picando muy alto según se ha visto en esta repartición.

Dice la información citada que los carros son “entregados”. Debemos suponer que “regalados”, no vendidos —al contado o a plazos, según— como era común antes para los elegidos que recibían la autorización del Gobierno para poseer un auto.

Por muy humilde que uno quisiera ser, el hecho hasta aquí narrado resiste no pocas observaciones.

Veamos:

¿Cuántos años debieron “brillar” y portarse bien los 20 seleccionados?

¿Será justo que alguien o “álguienes”, nacidos con una condición especial como esa de resultar atletas de alto rendimiento, tengan ventaja sobre el resto de los seres de una comunidad?

¿No debería ocurrir en Cuba, como en tantos otros países, que quien lo necesite o lo quiera y tenga con qué comprarlo, posea un automóvil?

¿Esta repartición, y las que vienen, acaso no continuarán aumentando aún más la desigualdad entre los cubanos residentes en la Isla?

Y esta pegunta eterna, por más de media centuria eterna: ¿Por qué a los deportistas y sus entrenadores? ¿Y los profesionales de variadas especialidades que se han quemado las pupilas estudiando y dando lo mejor de sí —disciplina revolucionaria mediante— y hoy andan toreando un autobús o dándole ruedas a una bicicleta, lenta de nacimiento, para asistir a un centro de trabajo del cual reciben un salario mensual mucho menor que el de una secretaria allende las costas cubanas?

Y faltan, faltan no pocos cuestionamientos en cuanto al suceso que nos ocupa.

Y en lo referido a Pupy, como dije antes él sigue allá en la Isla, trabaja de entrenador y hace poco cumplió 49 años. Tal vez le dé tiempo. Esperemos.

Referencia:


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.