• Registrarse
  • Iniciar sesión

Kendry enciende la mecha

12 Comentarios Enviar Print

Faltan cuatro meses para que se lance la primera pelota del segundo Clásico Mundial de Béisbol, pero desde ya, el anuncio de Kendry Morales con el deseo de jugar por República Dominicana debe tener a más de un dirigente en La Habana nervioso.

¿Volverá el gobierno cubano a protestar e influenciar en la no inclusión de un jugador en el torneo, como hizo con Liván Hernández en el 2006 cuando el derecho trató de jugar por Puerto Rico? Creemos que sí, el mensaje político y la “mala influencia” que un desertor puede tener en el terreno de juego junto a sus ex compañeros es grande. Cuba no permitiría eso.

Según las reglas del Clásico Mundial para tener la oportunidad de jugar por otro país, los peloteros deben mostrar los papeles que avalen su residencia allí. Kendry es residente de la tierra del merengue, ha jugado en la liga invernal y allí ha tenido parte de su carrera como pelotero. Morales tiene todo el derecho legal para representar a su país adoptivo.

Por otro lado las Grandes Ligas están dispuestas a hacer cualquier cosa para asegurar la presencia de Cuba como paso en la primera edición. Aunque esto signifique complacer los caprichos de los dirigentes cubanos como ocurrió con Liván hace 3 años.

Por otra parte, no es seguro que Kendry pueda jugar en un equipo que puede escoger tantos peloteros de sobrada calidad para jugar este torneo. República Dominicana jugará la primera ronda en San Juan, Puerto Rico, junto a Panamá, Holanda y a la novena local.

¿Dejarán jugar a Kendry por República Dominicana? Me parece que no. A pesar de que Cuba y Dominicana sólo se pueden enfrentar a partir de las semifinales esa opción de enfrentar a alguien que los abandonó La Habana no la va a contemplar. Esperemos a ver cuando comienza el pataleo cubano.



Nunca vamos a saber con Lazo

13 Comentarios Enviar Print

Nunca vamos a saber con Lazo

La noticia ya se había escuchado, pero se acaba de confirmar. Pedro Luis Lazo anunció su retiro después del segundo Clásico Mundial, lo que aleja definitivamente la posibilidad de verlo lanzando para un equipo de Grandes Ligas. ¿Hasta dónde hubiera podido llegar este lanzador de Pinar del Río? Lamentablemente nunca sabremos, al igual que ha ocurrido con tantos otros en el pasado.

Este hombre es el máximo ganador de la pelota cubana con 238 victorias, y, aunque una cosa es con violín y otra con guitarra en el sentido de la calidad de la Serie Nacional con respecto a las mayores, tantos años lanzando de una forma estable hubiera dado muchos dividendos en la pelota norteamericana. Es un lanzador con aplomo, dueño de una recta sobre las 95 millas y un excelente slider que bien le hubieran dado la oportunidad de campear por su respeto en Estados Unidos de haber dado el salto. Nunca se atrevió a buscar nuevos caminos.

¿Qué hubiera logrado de haber llegado joven a Estados Unidos? ¿Hubiera tenido un desempeño como el que han tenido José Contreras y Orlando Hernández? Lo cierto es que en el Clásico pasado lo hizo bien, y es lo mejor que ha sacado la isla en los eventos internacionales en la última década. ¿Se puede considerar como el mejor lanzador en Series Nacionales?

Es una pena para Lazo que dejó la oportunidad de probarse en la mejor pelota del mundo y hasta de ser millonario; de asegurar su futuro y el de su familia y para nosotros que nunca pudimos verlo lanzando ante los mejores bateadores.



Cuba de cara al Clásico

3 Comentarios Enviar Print

Le agradezco al periodista Rafael Madrigal la gentileza de regalarles a los lectores de Palmar de Junco su análisis sobre la selección cubana de béisbol que participará en el Segundo Clásico

Cuba de cara al Clásico

Por Rafael Madrigal

De cara al Segundo Clásico Mundial de béisbol ya esta aquí una nueva selección cubana. Esta no es la mejor en su historia pero si de las más justas en cuanto a su confección final. Decimos final, pues la preselección inicial tuvo lamentables omisiones y presencias injustas. Después se fue enmendando la situación. Aunque en este Team cuestionamos la ausencia del lanzador zurdo Maikel Folch y el utility Yorelvis Charles, jugador de todas las posiciones del cuadro y champion bate de la actual Serie Nacional que se ha detenido.

Pero hagamos un breve paneo del plantel tricolor que ya se prepara en tierras aztecas. La receptoría cuenta con el veterano Ariel Pestano, quien todavía es libra a libra el mejor receptor del patio detrás del home, ninguno de los dos restantes se le acerca. Este es un tema a preocupar ya para el próximo año, pues esta es la última temporada del mascara villaclareño. Lamentablemente el receptor más defensivo e integral después de Pestano se volvió a quedar fuera de los planes, nos referimos al cienfueguero Osvaldo Arias. Un nuevo valor se avizora como fuerte candidato a titular de esa difícil e importante posición, el espirituano Yenier Bello, pero fue eliminado a última hora. Se prefirió la veteranía de Rolando Meriño, pues a nuestro entender Yosvany Peraza no admitía dudas, sobre todo por su extraordinaria fuerza al bate, tal vez en unión de Joan Carlos Pedroso los dos únicos verdaderos cuartos bates de toda la isla.

La primera almohadilla está bien custodiada con Alexander Mayeta como titular, sin dudas alguien que ha cumplido su cometido desde que hizo el equipo Cuba en el 2006. Lo acompaña el formidable slugger de Series Nacionales el gigantón tunero Joan Carlos Pedroso, uno que merece una oportunidad más. Este atleta es sin dudas la primera mas defensiva del patio, solo falta que acabe de rendir en eventos internacionales, veremos si aprovecha las oportunidades que le brinden.

La segunda base se pinta sola para que la juegue Héctor Olivera, hoy por hoy la mejor segunda de Cuba y uno de los cinco mejores peloteros del momento. En el short Eduardo Paret está en su último Team Cuba. Posición que debe preocupar, pues el veterano de 36 abriles no tiene ningún relevo de su talla. Lo acompaña Luis Navas, quien vera los toros desde la barrera en espera de coger el guante para el 2010.

La antesala tiene un nombre: Yuliesky Gourriel, quien no solo es el mejor mejor pelotero de Cuba, sino su tercer bate ideal, quien está en gran forma. Michel Enríquez debe ser emergente o un suplente. El jardín izquierdo tiene al pelotero cubano de más oficio, más profesional, al mejor bateador criollo, el ambidextro espirituano Frederich Cepeda. No importa que ahora no muestre gran forma deportiva, es de los grandes, tiene clase y en los momentos de verdad se erige como lo que es: una estrella. El center field debe estrenar al novel villaclareño Leonis Martin, explosivo y pimentoso al campo y al bate, ideal hombre proa de la alineación. En el right se debe situar al tremendo bateador que responde al nombre de Alfredo Despaigne. En el banco quedan los útiles y buenos bateadores Yoennis Céspedes y Leslie Anderson. El designado y cuarto hombre deberá ser el fornido Yosvany Peraza.

Clave será el comportamiento del cuerpo de lanzadores y dentro de este la actuación de Yuniesky Maya, el zurdo Aroldis Chapman, Norge Luis Vera, el también siniestro Norberto González, los tres relevistas y el astro del conjunto: el veterano de mil batallas, Pedro Luis Lazo, toda una incógnita luego de su lesión, pero que por ser el líder de todo el equipo de él depende en gran parte la suerte de Cuba. Si el staff se maneja bien y estos hombres responden, unido a una buena dirección general del conjunto -desprovista de las típicas piñas, de regionalismos, favoritismos y caprichos personales-, sencillamente Cuba deberá terminar entre los tres primeros equipos del torneo.

No, no estamos delirando. Es que Cuba tiene el mejor Team Work de todos los equipos, es el que más ha jugado torneos cortos y quien mejor sabe hacerlo. Son tan profesionales como el resto, solo que son mal remunerados. Aunque la pelota en Cuba ha decaído bastante todavía reúne selecciones bien competitivas como esta, la mejor en el último lustro. Además, hay que tener en cuenta en el grupo que cayó Cuba y en las lamentables ausencias de grandes estrellas en potencias como México, Venezuela, y República Dominicana. Ausencias que podrían poner en peligro hasta la sobrevivencia del mismo Clásico en futuras ediciones, pues no lograría los propósitos para lo que fue diseñado.

El gran escollo de los cubanos en sus aspiraciones serán los coreanos, a quien se le puede ganar, y los japoneses, ambos en la segunda vuelta. Esperamos que el representativo de la estrella solitaria llegue adonde auguramos, ahora queda por ellos.



Los rivales de Cuba en el Clásico

3 Comentarios Enviar Print

Echándole un vistazo al grupo B del Clásico Mundial donde se encuentra la selección cubana vemos que es una de las llaves más fácil de las que se juega en el torneo. México, Australia y Sudáfrica junto a Cuba conforman un grupo que es junto al asiático donde menos equipos contendientes para avanzar a segunda ronda se encuentran. Aunque en el béisbol nunca hay nada escrito y la confianza no es un aliado aconsejado, Cuba fue colocada en un grupo donde el camino está allanado para avanzar y en segunda ronda se enfrentaría a los equipos asiáticos, que aunque fueron grandes animadores del primer torneo, no tienen el nivel hombre a hombre de las novenas del Caribe o del norte de América.

México es por mucho el rival de más cuidado para el equipo Cuba, porque además de jugar en casa tiene hombres que tienen suficiente nivel en las Grandes Ligas y que le pueden complicar un juego a cualquiera; ya se lo demostraron a los norteamericanos en el primer clásico. Lanzadores de calidad como Luis Ayala, de los Mellizos de Minnesota, Jorge Campillo (Bravos de Atlanta), Oliver Pérez de los Mets de Nueva York y Joakim Soria de los Reales de Kansas City. A la ofensiva están Adrian González de los Padres de San Diego, Jorge Cantú y Alfredo Amezaga que juegan en los Marlins de la Florida, como los mejores exponentes de México en esta ocasión.

La gran pregunta para hacernos es: si este equipo llega motivado y realmente preparado a este evento, cosa que escaseó en el primer torneo entre las estrellas de las ligas mayores. La respuesta debe ser un sí, en relación a estos dos aspectos, puesto que están jugando en su tierra. Los mexicanos se quedaron a las puertas de avanzar en el Primer Clásico y tienen mucho orgullo para jugar por su país. No hay duda que será un rival difícil y cuidado con ellos, pues pueden pasar por encima de los equipos asiáticos en la segunda ronda y llegar a las semifinales.

Australia, por su parte, ha perdido dos lanzadores de calidad. Por un lado el estelar relevista de Tampa Bay, Grant Balfour, y por otro la promesa de los Marineros de Seattle Ryan Rowland- Smith. Los de Oceanía tienen un equipo interesante que tiene como mejor ventaja que no tiene absolutamente nada que perder. Pero no nos engañemos, esta es una novena llena de peloteros que están firmados en organizaciones de Grandes Ligas y que juegan a nivel de ligas menores; si llegan preparados y motivados pueden dar la sorpresa.

Su mejor arma parece ser el pitcheo a pesar de las salidas de los pitchers antes mencionados. Esta área es la que tiene mayores figuras en el equipo de los “canguros”. Rich Thompson, de Los Angeles de Anaheim, unido a Travis Blackley, de Cascabeles de Arizona y Damián Moss que ha tenido experiencia en el mejor béisbol del mundo anteriormente, pueden lanzar con calidad. Este equipo sin sus mejores peloteros profesionales le dio un muy buen partido al equipo cubano en la final de Atenas 2004 y en mi opinión de los equipos que no son de primera línea es uno de los que mejor actuación podría tener.

El otro rival de Cuba es Sudáfrica novena que realmente la única razón que esta enrolado en este evento es porque el Comisionado de Grandes Ligas quiere internacionalizar este deporte, y por eso tiene a un país africano participando, pero nada más aporta esta novena, sólo cumplir el calendario de juegos y diversificar el campeonato.

¿Podrá Australia dar la sorpresa y vencer a Cuba? ¿México llegará bien preparado a este evento? ¿Tendrá Cuba la misma actuación del 2006? todas estas respuestas las tendremos en sólo unos días. Lo que es cierto es que ningún otro equipo se ha preparado como los caribeños para este campeonato, además de llevar casi 60 juegos jugados en la Serie Nacional, pararon el campeonato y se fueron a México a aclimatarse a la altura. Ese tipo de preparación no la tiene ninguno de los equipos participantes, por eso no debe extrañarle a nadie que vuelvan a obtener tan buenos resultados como en el primer Clásico Mundial.

Aunque Australia puede ser complicada, Cuba no debe tener mayor problema para pasar a la segunda ronda del torneo. Los cubanos comienzan ante Sudáfrica lo que seguro resultará en una victoria. Más tarde juegan contra el ganador del encuentro entre México y Australia. Todo está en el nivel de preparación con el que lleguen estos jugadores profesionales en una etapa del año donde no están acostumbrados a jugar de una forma oficial.



Qué pena la de un Clásico

2 Comentarios Enviar Print

¿Dónde está el Clásico? La situación alrededor del Clásico Mundial de Béisbol no está respaldando el nombre que se la dado al evento como tal.

En esta segunda edición son más las ausencias de jugadores de Grandes Ligas, y el desinterés en torno al torneo de los peloteros, dueños de equipos de Grandes Ligas y la prensa especializada es marcado. Por otra parte, la mayoría de las selecciones nacionales apenas se han preparado, igual que como sucedió en la primera ocasión. El evento va perdiendo brillo poco a poco. De seguir así en el futuro, va a desaparecer.

En el papel, Estados Unidos, República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela, pueden salir como favoritos. Pero, tal y como sucedió en la primera edición Cuba, Corea y Japón le ponen más interés al evento y se han preparado mucho mejor.

Aquí no importa la calidad determinada que tenga un pelotero, en un torneo corto como este, gana el que mejor preparado este y cuando la diferencia en forma física es tan grande, pues se pierde el favoritismo que se pueda tener en el papel.

Todo esto se entiende pues la fecha en la que se desarrolla el evento es FATAL para los peloteros profesionales, ya no solo los que tienen contratos de Grandes Ligas, los que están en las ligas menores también no son favorecidos por jugarse en el mes de marzo. Apenas comienzan a prepararse para la temporada de seis meses y el Clásico no es prioridad para muchos.

Hasta el día que el Clásico Mundial de Béisbol no tenga el interés de los equipos de las mayores y cambie de fecha, esta situación no va a cambiar. Equipos con enorme potencial en las mayores como Estados Unidos, Venezuela, y República Dominicana están asistiendo al evento sin muchas de sus figuras y totalmente desajustados. Este torneo es un campeonato de entrenamiento, como dijo el manager venezolano Luis Sojo.

Esa es la razón por la cual Cuba, Japón y Corea deben ser protagonistas. Son de los países donde se juega buen béisbol los que menos representantes tienen en ligas mayores -en el caso de Cuba no hay ninguno- y por lógica los que más se han preparado para este torneo. No se trata solo de que figura vaya o no vaya, se trata más bien del nivel de preparación que se tenga para un torneo corto como este.

Es una pena pues el Clásico Mundial debe ser eso, un Clásico de verdad con los mejores peloteros, y que asistan preparados. Esto debe ser serio. No es justo para estos países que esta situación ocurra, tal parece que el evento está diseñado para los países que menos jugadores profesionales tienen firmados en las diferentes organizaciones de Estados Unidos. Ojala que la idea del comisionado de Grandes Ligas no solo sea internacionalizar este deporte y algún día esto sea realmente un Campeonato Mundial de béisbol con lo que más vale y brilla del deporte de las bolas y los strikes.



Buscar en este blog

Sobre este blog

Béisbol cubano, cubanos en las Grandes Ligas y ligas profesionales.

Sindicación

Agregador para sindicación en XML

Autor: Fernando Vilá

Fernando Vilá Chao

Escritor, Director Ejecutivo de Pasión Magazine. Escribe desde Miami,FL
palmardejunco@gmail.com

 

Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031